ile de fievre

Hablemos: Shylock -Ile de Fiévre

Shylock es un grupo de rock progresivo de origen francés. Este grupo es clasificado como “de culto” en la escena galesa, debido a que durante los años que estuvieron vigentes no gozaron de buena atención, pero años después de su separación son considerados como pioneros del género progresivo francés.

Cabe mencionar que este grupo no tuvo más atención en América que en Francia, algunos pensarían que se debe a varias razones: la producción de sus dos álbumes no es de muy buena calidad, el grupo es meramente instrumental y la falta de proyección por estos rumbos. Opino que todo eso son excusas, pero que aun así hubiera deseado que hayan sacado por lo menos unos varios álbumes más antes de disolverse en el ‘79.

Este álbum es de 1978, y es el sucesor de Gialorgues del 77. El estilo del grupo es muy semejante al de King Crimson (pues es muy notable su influencia), sin embargo, no pasan de ser semejanzas solamente, pues la propuesta de Shylock es muy original, manteniendo los ambientes obscuros y demostrando su tecnicismo sin empalagar (como lo harían otros clásicos de la época).

Chylock

La pieza que da título al álbum es la de más larga duración (13 min), y es considerada la obra cumbre del grupo, debido a su dinamismo en cuanto a la composición musical por parte de cada uno de los miembros. Se caracteriza principalmente por tener muchos cambios, y probablemente es la obra con mayor cantidad de cambios en la historia del grupo. Es la obra más sinfónica del grupo, alejándose por mucho de la influencia de King Crimson que prevalece en su estilo.

Le Sang des Capucines y Lierre D’aujourd’hui nos recuerdan mucho las improvisaciones de la época de Starless and Bible Black de King Crimson, sin embargo, es considerado que estas piezas por sí solas no representan un punto alto en el álbum y, desgraciadamente, ponen en evidencia la necesidad del grupo por introducirse en esa élite progresiva de los setentas copiando el sonido del rey carmesí. Buen intento, pero pudo ser mucho mejor. Choral e Himogene son dos fillers, y en realidad la segunda pudo haberse dejado por fuera del álbum, pues carece de la fuerza y misticismo que predominan en él.

Pues si bien Ile de Fiévre es considerada ampliamente como la pieza cumbre del grupo, yo considero que las últimas dos son el sonido que el grupo (de haberse mantenido juntos después del álbum) debió seguir. Empezamos con Laocksetal, que desde su inicio uno sabe que va para algo agresivo. Este es el tipo de agresividad que, junto con una buena porción de tensión, nos mantiene completamente atentos. Cabe destacar que durante los primeros seis minutos lo que sobresale es el excelente trabajo de las guitarras de Frédéric l’Épée, que hasta en las secciones en las que simplemente toca dos o tres notas repetidamente sin soltarlas se nota lo ingenioso y dinámico que era, acompañado por una excelente síntesis de las habilidades de los demás integrantes. La segunda mitad… pues tienen que oírla por cuenta propia, es verdaderamente hipnótica, sobresaliendo los teclados y la percusión.

Y por último tenemos Le Dernier. Este es un bonus agregado en ediciones posteriores del álbum, la cual es la última grabación del grupo en 1979. En realidad, esta pieza está tan bien armada que, de haber tenido más proyección, Shylock hubiera sido considerado un clásico del progre de los setentas (aunque fuera one-hit wonder) por ella. Si les puedo decir que de acá a lo que más se le debe poner atención es a la forma en que l’Épée y Didier Lustig (tecladista) se acompañan durante la pieza.

Pues en resumen, considero que el álbum sería más conocido hoy en día de no ser por tres piezas: los fillers y Lierre D’aujourd’hui . En sí, más de la mitad del álbum es simplemente fantástico. Otra nota importante que debo agregar es que la incorporación de Serge Summa como bajista fijo fue fundamental para el sonido que alcanzaron durante este álbum, ya que el trabajo que éste hizo es muy notable, y añadió un excelente acompañamiento a la sección rítmica.

Para finalzar, considero que Ile de Fiévre no es un disco apto para todo público, así como tampoco lo es Shylock. Este es un disco que uno perfectamente podría pasar su vida entera sin haberlo escuchado una sola vez… a menos de que usted sea un adicto al progre como yo, que no deja que pase una semana sin escucharlo por lo menos una vez. Si en un principio no le agrada, poco a poco irá calando en su inconsciente, al punto de soñar con la melodía de Le Dernier.

Te invitamos a seguirnos en nuestras páginas de Facebook:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito que sigas leyendo:

¿Es Flash el héroe más poderoso del mundo?

Hablemos:Pink Floyd - Animals
Hablemos:Música King Crimson - Red
The following two tabs change content below.
Paulino Valdelomar

Paulino Valdelomar

Entusiasta del pop-culture, músico frustrado, filólogo emancipado y catador profesional de pizza.
Paulino Valdelomar

Latest posts by Paulino Valdelomar (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *