va1

(C506-Opinión) La leyenda del Gran Vázquez

Todos conocemos a Anacleto, Angelito, la familia Cebolleta, y docenas de personajes inolvidables. Salieron de la hiperactiva mente de Manuel Vázquez, que de los años cuarenta a los noventa hizo del cómic un arte de pleno derecho. No sé qué queda ya que decir acerca de este autor que no se haya dicho ya. Sin embargo, aun repitiendo lo que otros pudieran haber escrito antes, es justo reivindicar una vez más a este autor, su figura y su obra, al que echamos de menos desde que se nos fue en 1995.

54a1b0fbfe4ccc03599f897f68722f9f

Nunca fue un superventas, como lo fueron otros como Ibáñez con Mortadelo y Filemón, o Escobar con Zipi y Zape, pero creó escuela. Era, artísticamente, lo mejor que le había pasado a Bruguera, aunque su producción fuese un tanto irregular. Creó una nueva forma de ver, crear, y entender el cómic en todas sus etapas. Supo darle al medio movimiento y dinamismo, dotarlo de una narrativa vigorosa y expresiva. Tanto, que a menudo se convertía en participante activo de las historias que relataba, cuando no protagonista absoluto.

photo_2018-08-11_16-28-41

Se negó a convertirse en un encorsetado oficinista del dibujo como era habitual en su época dorada, como si de una cadena de montaje se tratara. Sentía que no era así como las cosas debían funcionar y luchó contra ello toda su vida con diversos grados de éxito, y a veces ninguno, pero sin nunca rendirse ni abandonar su propia forma de vivir y de hacer las cosas. Cuando desapareció editorial Bruguera, la empresa en la que dio sus primeros pasos, supo reinventarse a sí mismo a través de sus propias obras, dejando de lado el cómic para el público infantil, para volcarse en el cómic erótico, el underground, e incluso abordando terrenos periodísticos con una tira diaria en la que duró varios años.

Sin Vázquez el cómic en España no hubiera sido lo mismo. Sin él, puede que la llamada escuela Bruguera no hubiese existido, y el dibujante estrella que de allí provino, Ibáñez, no sería lo que es, puesto que Vázquez fue una profunda influencia para él, aunque las metodologías profesionales sean contrapuestas.

IMG_8554

Vázquez lo cambió todo en el mundo del cómic, abriendo puertas a patadas que facilitaron la labor a autores posteriores. Su talento creativo no tenía parangón. Prueba de ello era la menor calidad de las historias de sus personajes cuando por sus ausencias dibujaban otros artistas. Su talento no fue un fenómeno precisamente fugaz, acompañándole durante todo su camino. Tocó todas las teclas que le fueron posible sin decrecer en calidad: Publicaciones infantiles y juveniles, humor erótico, cómic underground, y trabajos para varios periódicos, todo ello con su particular estilo narrativo y su inconfundible sello particular. Rico en anécdotas, un personaje mucho más peculiar que los que creaba, tanto que en 2010 vio la luz un largometraje biográfico, titulado “El gran Vázquez”, que repasa su época dorada en la editorial Bruguera.

Sin poder usar durante más de 20 años personajes que él mismo había creado y desarrollado, encarcelado problemas con hacienda, por bigamia. El único autor, junto con Dostoievsky que logró de su editor un adelanto a cuenta de sus ventas después de muerto. Su vida personal es indisoluble del mito. Incluso en eso, fue un adelantado a su época, quizá demasiado para algunos contemporáneos suyos, circunstancia que generó su incombustible leyenda, con innumerables anécdotas aún transmitidas, como cuando salió corriendo de algún restaurante, o cuando entregó las páginas con sólo las esquinas dibujadas. El último bohemio auténtico, el que tenía más de una mujer y de dos, el que sabía que el sacrificio es un concepto vacío, al que el no pagar no le quitaba el sueño. Transgresor hasta en la composición de la página, inventando nuevas formas. El que con su peculiar visión de la vida y su incisivo, y a veces corrosivo humor con el que sacaba de quicio a los reprimidos. El último bohemio genuino, libre, o casi libre en una época y en un país en el que nadie lo era.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook:C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Si te ha gustado, ésta noticia te erizará la piel:

(C506) Geoff Johns confirma que “Los Tres Jokers” será canon

Estos son los comics que marvel publicará el 15 de Agosto del 2018
Si la película de Venom no necesita a Spider-Man, entonces una película de Kraven El cazador si lo necesita
The following two tabs change content below.
Javier Garcia
El gran culpable, el traficante de letras, que proporciona su vicio en tinta y papel a editores y particulares, enganchando y manteniendo en el vicio a cuantos más mejor. Muchos adictos a las palabras no pueden rehabilitarse por gente de mal vivir como él, que han hecho del incitar al vicio de leer su forma de vida. Éste individuo no hace ascos a nada, ficción, ensayo, periodismo, guión de cine y tv, guión de cómic, copywriting. Ser abyecto y sin escrúpulos que no deja de crear contenido, para corromper a la juventud, y a todo aquel con quien se encuentre. Y para colmo se le da muy bien al maldito.
Javier Garcia

Latest posts by Javier Garcia (see all)

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *