killjoyssss

(C506-Mención Honorífica) Killjoys: Cuando los comics y la música unieron fuerzas

Existen muchos factores en el mundo del comic que hacen que una historia se vuelva memorable. Desde la prosa, el estilo de dibujo o la disposición de viñetas, hasta la manera en la que los trazos fueron entintados y coloreados; pero también existen algunas otras quizá menos frecuentes, que trascienden por explorar lugares que a nadie se le había ocurrido explorar antes, por llevar la historia más allá de la frontera del papel y llegar a otro tipo de expresión artística (en este caso, la música) para explotar la idea al máximo. Y justamente eso fue lo que hicieron Gerard Way y Shaun Simon a inicios de la presente década al crear los sucesos que ocurrieron o mejor dicho, ocurrirán, en Battery City.

¿Listos para vivir los días peligrosos? Killjoys, ¡hagan algo de ruido!

Nos remontamos hasta el 2008, año en el que Gerard Way le propone a Shaun Simon poder crear un comic con tintes post-apocalípticos al estilo de Blade Runner o Mad Max. La idea entusiasmó mucho a Simon y la mancuerna de guionistas se puso a trabajar; sin embargo, el proyecto se vio frenado por la apretada agenda de Way y por situaciones propias de la editorial.

Pero la trunca historia dejaba muy inquieto a Way. Era una gran idea, perfecta para explotarla visualmente en todos los aspectos. Esta inquietud lo lleva a reescribir y adaptar la historia para que sea contada a través de la música, siendo My Chemical Romance (banda en la que militaba como vocalista) el medio para contarla, y así es como nace el cuarto álbum de la banda en 2010: Danger days: The true lives of the Fabulous Killjoys; material que mantiene la estética futurista que Way quería en los arreglos musicales, el arte del disco y los escenarios de los vídeos

La trama del álbum se centra en los ya mencionados Killjoys, un grupo de vándalos que radican en el desierto de California en el año 2019, y que tratan de desmantelar la maquiavélica corporación BL/ind que controla a la población de Battery City. La banda desarrolló muy bien el concepto con sus videos de las canciones Na, Na, Na y Sing, donde nos muestran la fatídica conclusión de los hechos (con el legendario Grant Morrison como el antagonista principal).

A pesar de todo lo que había creado para el mundo de los Killjoys, Way seguía insatisfecho y fue entonces que recordó que tenía un proyecto pendiente con su viejo amigo Simon. Ambos volvieron a las andadas y retomaron la historia desde el punto en donde la banda de New Jersey la había dejado, pues todo lo visto en el comic pretendía ser el tercer video promocional del álbum que nunca vio la luz.

El comic cuenta lo ocurrido años después de la caída de los Killjoys, quienes ahora son mártires del bajo mundo, y la pequeña niña que los vándalos defendían busca vengarlos. Aquí se profundiza en los escenarios y la complejidad en la mentalidad de los personajes que van desde mercenarios, hasta androides gay, pasando por agentes amorales y seres míticos extraordinariamente poderosos llevando todo al siguiente nivel. Dividido en seis capítulos, el comic busca impactar con el simple hecho de hojearlo, es por eso que el trabajo en el dibujo de Becky Cloonan debía ser detallado y exagerado similar al visto en Transmetropolitan, así como la paleta de colores que Dan Jackson utilizaría debía basarse en tonos brillantes y llamativos.

El estilo que se maneja en las letras puede resultar pesado o complejo si no se ha revisado antes el material del álbum, pero fluye sin problemas una vez que se entiende lo que pasa. No hay un narrador, no hay alguien contando todo en primera persona, solo acción y diálogos fluyendo como lo haría una película de ciencia ficción, todo esto aderezado con el excelente diseño de personajes, los escenarios que cambian tajantemente de un despiadado desierto a una ciudad futurista que recuerda obras como Akira, da como resultado final toda una experiencia que envuelve a los espectadores como pocas veces se puede experimentar

Y así, sin otro objetivo que contar una buena historia y querer hacer volar la imaginación a alturas insospechadas, un par de mentes inquietas nos enseñan que apenas hemos iniciado a nadar en la superficie de lo que el mundo del comic puede ofrecer.

Después de seguir la verdadera vida de los fabulosos Killjoys, el horizonte de posibilidades para contar historias se antojará infinito.

¿Has leído y escuchado esta historia? No olvides compartir tus ideas con la comunidad C506 y difundir este y todos los artículos con tus contactos. Cada día hay información nueva e interesante de la comunidad Geek.

Alista tu arma, ponte el antifaz, sube el volumen de las transmisiones de Dr. Death-Defying y sigue nuestras redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

¡Conoce a C506! Lee este artículo que podría gustarte:

(C506-Mención Honorífica) Maus: La historia que redefinió el género C506 | C506 Les presentamos “Mención Honorífica”, un nuevo segmento que C506 les trae para que conozcan aquellas historias que valen la pena ver, y para recordarles que

(C506) Unreal Engine: Crear videojuegos es posible para cualquiera
(C506) Hablemos: This House has People in it (Parte II)
The following two tabs change content below.
Alfredo Morales
Geek Traveler and Accounting, life is about photos and great coffee... I live to travel and meet, GOD said, lets ROCK! Mano derecha de C506, Ingeniero en ZOILA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *