3cflqZM

V de Vendetta, V de Vigilante

La noche del 23 de febrero de 1998 cae sobre el cielo de una Londres entregada al fascismo.

Cientos de familias se reúnen en las mesas de sus casas dispuestas a cenar. En la televisión, el canal N.T.V. Two está por transmitir un capítulo más de “Dock Green”, serie policíaca estelarizada por Jack Wagner. Este es el mundo de esas personas: existir casi en automático, hacer lo que tengan que hacer durante el día y volver a casa en la noche fingiendo sonrisas para perderse en el brillo artificial de la televisión. Sometidas, sin oportunidad de pensar o de actuar, con una pobre visión del verdadero rostro de su existencia. Una noche rutinaria más de una vida insípida y sin sentido.

El rostro de los londinenses se cubre de confusión e incertidumbre. La señal televisiva ha fallado. Desde luego que eso no es normal. Algo no marcha bien en definitiva y la gente lo sabe. Niños llaman a sus padres para decirles que “la tele se ha ido”, esposas cuestionan a sus maridos si pagaron oportunamente el servicio, algunos mueven de manera aleatoria sus antenas buscando la señal, mientras que otros menos técnicos y más drásticos, golpean sus aparatos vociferando maldiciones convencidos de que no es su culpa, y tiene razón, pues la falla radica en su origen: la emisora.

tumblr_inline_mte1fjpE0O1ryzdnn

Y así como la señal se fue, vuelve. Sin embargo, no es el programa que se estaba transmitiendo lo que las pantallas revelan. Los espectadores son testigos de algo sin precedentes, las pupilas de sus ojos se dilatan al ver la figura de un hombre hablándoles directamente, cubriendo su cabeza con una peluca que cae apenas por encima de sus hombros y portando una máscara blanca en honor a la figura inglesa de Guy Fawkes. No hace falta ver el rostro de aquel hombre para saber que está mirando fijamente a la cámara y su sonrisa congelada inquieta a los televidentes.

Sin saberlo, aquel hombre enmascarado estaba a punto de revolucionar la vida de los habitantes de Londres con su ideología como estandarte y su convicción como arsenal. Su nombre: simplemente V.

V_taking_a_bow

En el mundo del comic, los vigilantes tienen un lugar privilegiado. Son admirados por aquellos que disfrutan de historias más radicales y viscerales, por tener el valor que otros personajes no tienen para tomar decisiones fuertes sin importar manchar sus manos de sangre en el proceso.

El verlos defender la justicia con tal ímpetu es emocionante y casi todos harían lo que fuera por lograr su tarea. Pero ¿qué pasa cuando un vigilante no lucha contra criminales o supervillanos en nombre de la justicia, sino contra un Estado totalitario en nombre de la venganza y la libertad? V for Vendetta da una respuesta contundente a dicho planteamiento.

DavidLloydVendetta2

V, el personaje, es un vigilante embriagado por la rabia, molesto con el sistema que lo transformó en lo que hoy es, que deformó su apariencia al grado de tener que cubrir la totalidad de su cuerpo con un disfraz, creando a su vez un símbolo de rebeldía y libertad.

Las acciones de V tienen una razón de ser: ante su desgracia, su mentalidad se amplía y se da cuenta de los errores del gobierno y el pueblo. Decide luchar contra el fascismo de una Inglaterra temerosa en secreto, tratando a la par de hacer que la gente se contagie con su visión, transmitiendo su ideología a Evey Hammond, futura sucesora del enmascarado.

Los métodos del protagonista, a diferencia de otros vigilantes, llevan más conciencia e inteligencia. V no da un paso sin dimensionar todas las posibilidades, sin visualizar las consecuencias. V busca un objetivo en específico enorme que subdivide hábilmente en algo “fácil de manejar”, consiente de la probabilidad de luchar en solitario, logrando así el objetivo principal. Tanto puede matar sin remordimiento a miembros de El Dedo como puede volver ruinas el Parlamento, puede robar una señal televisa o puede orillar a un hombre al umbral de la locura, V hará cualquier cosa para lograr sus metas, pero siempre teniendo muy en claro quiénes son enemigos y quiénes aliados.

35fe4e9a50a98e59e6c7f4414504caa4–v-for-vendetta-comic-v-for-vendetta-art

V sabe que tanto El Gobierno como El Pueblo le temen a los símbolos, es por eso que busca destruir todo simbolismo que reprima el libre pensar de la gente y se convierte él mismo en un símbolo para el pueblo; es hacia el final de la historia que se entiende que el héroe trasciende a su persona y se convierte en una fuerza colectiva, consciente de su poder ante la minoría que ostenta el poder, que puede hacer temblar al Estado con una máscara sonriente o pintando una uve roja en las calles.

Creado por los británicos Alan Moore y David Lloyd, V for Vendetta es uno de los mejores comics jamás creados. Su trama, que recuerda obras como Un mundo feliz de Aldous Huxley, 1984 de George Orwell o Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, no había sido tratada en las viñetas de la manera en la que Moore y Lloyd lo hicieron.

Una obra tan compleja y bien elaborada en donde V, como personaje y como símbolo, juega con muchas ambivalencias y significados a lo largo de la laberíntica obra, por ejemplo, la puerta de la celda de V es la número 5 (V en números romanos), inicia su venganza cinco años después de la catástrofe de Larkhill, las cinco uves en la frase Vi Veri Veniversum Vivus Vici (por el poder de la verdad yo, en vida, he conquistado el universo), el intitular los capítulos con palabras que empiecen con uve: El Villano, Vodevil, Veneno, Víctimas, etc., que el protagonista regale una rosa Violet Carson a la doctora Delia Surrigde, la bomba que V regala a La Justicia en una envoltura en forma de corazón, las cuatro notas de la famosa quinta sinfonía de Beethoven que a su vez conforman la letra uve en código morse, y la sonrisa en la máscara de Guy Fawkes estructurada con uves engarzadas.

V-for-Vendetta-Moore-Comics

Un vigilante de ficción tan sólido e influyente como ningún otro. Tal es su impacto en nuestro mundo que millares de personas relacionan la máscara con anarquía y rebeldía o en el caso de Anonimus, quienes han adoptado dicha máscara como símbolo de su organización, símbolo que destaca como uno de los más reconocidos en tiempos modernos.

V vino a verter su visión desde las viñetas, la vida del villano que no vacila en velar por la verdad ni en montar un vodevil por la venganza. En un vertiginoso viaje viciado de virtuosas victorias, es vencedor de venenosas voluntades de veredictos injustos, alzando la valiosa voz de las víctimas del volcán fascista que se esconde bajo un velo sin valores. Que sea su voluntad en el Valhala de los vigilantes.

Remember, remeber, the fifth of november…

v1

¿Has leído V for Vendetta? ¿Qué opinas de este gran personaje? No olvides compartir tus ideas con la comunidad de C506 y difundir este y todos los artículos con tus contactos. Cada día hay información nueva e interesante de la comunidad Geek.

Disfruta de la semana temática sobre vigilantes siguiendo nuestras redes sociales. Acá los zeldas:

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

¡Conoce a C506! Lee este artículo que podría gustarte:

Hablemos:Música King Crimson – Red

Magic: The Gathering está probando códigos digitales en paquetes físicos de cartas
¿Por qué no quedamos conformes con las adaptaciones cinematográficas?
The following two tabs change content below.
Alfredo Morales
Geek Traveler and Accounting, life is about photos and great coffee... I live to travel and meet, GOD said, lets ROCK! Mano derecha de C506, Ingeniero en ZOILA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *