Gracias por estar presentes, nuestro primer Editorial

Hace 14 meses me pensionaron, a la mierda más de una década de experiencia, estudios e idiomas. Ahora qué, ya no se pintaba nada entretenido o fácil el vivir que tenía, aparte de ello seguía recuperándome del accidente que casi me mata y que me dejaría roto literalmente de por vida, 160 kilos de peso y nada que hacer.

Pero no todo termina mal, a veces en lo que no pensamos, encontramos lo que buscamos, decidí dedicarme a lo que mejor hacia desde chiquillo y me puse a escribir. Luego de dos novelas me sentía reparado y quería ser como el personaje de mi historia, perdí 55 kilos y logré volver a caminar, no tan bien pero lo óptimo para mi persona.

top-3-reasons-why-thomas-wayne-is-the-better-batman-835453

Hace unos días fue mi ultima publicación en una revista pop Tica, hablaba de: Lo que sangra, mi primera novela sobre rehabilitación y la vida con discapacidad. Hablaba de cómo la Cultura Pop y coleccionar fueron un canal para recuperarme. Quizás era una metáfora para seguir avanzando.

Días después junto a mi mentor de periodismo pensamos en una idea, algo que reuniera los coleccionistas latinos, los amantes del pop y canalizarlo en lo que nos gusta físicamente. Tenía un site donde escribo periodismo humanista, pero nada más, anteriormente había colaborado con mucha gente y aprendido, viajado, fotografiado y quería llevar eso más allá.

Quería hacerlo estilo grupo, comunidad, quería que si generaba dinero fuera para quienes yo veía comer plátano y frijoles es una hoja de maíz en CENARE. Días después decidí abrir un FB, llamado Collectible Currency, el nombre que siempre he cargado en mis columnas coleccionables, ahí hacia rifas y ponía cosas, luego llegue a como 2000 likes con apoyo y promo, es y era poco debido a que solo mi página de periodismo tenía 9000 seguidores, por ejemplo.

Estaba decepcionado. Pero también feliz, pues a diario escribía para una buena revista y ahí plasmaba mis ideas, sin embargo la idea de lo benéfico no salía, días después decidí en hacer un grupo y un canal de YouTube. El canal albergaría videos feos de mi persona, de baja producción, pues eso es lo que doy por ahora por facilidad, pero divertidos y a la mano. El grupo sería de ticos coleccionistas. Quizás algún día se podía llenar y ser chiva.

En mes y medio ese canal de YouTube logró casi 1000 seguidores y eso me alegró. Pero el grupo, el grupo llegó a 2500 personas y se volvió el más fuerte de coleccionables en CR en menos de un mes, un sitio donde no se vende o se cambia o se compra. Un sitio donde se habla. Una comunidad.

El sitio creció tanto que se empezó a comunicar con la página de FB y se empezó a generar un alcance mensual bastante alto, incluso a veces llegando a 100.000 personas. Algo muy bueno para algo de menos de dos meses de existencia. En ese momento me pongo feliz pues veo la oportunidad, empiezo a ofrecer servicios de compra y venta de figuras de alta gama y las cosas empiezan a moverse.
Para hace unos 5 días, pensaba que era muy bueno, pero peligroso mantener esa comunidad solo en Facebook y, siendo de por vida desarrollador, era el colmo no tener un website.

Así que, con la ayuda de quienes me ayudaron a hacer logos, banners, administración, artes y demás me pongo a construir el sitio web que albergaría nuestro proyecto. Es en menos de una semana que se hace y en menos de una semana que se revienta el hosting de visitas, el plan mediano que teníamos no alcanzaba, si querríamos esos picos de visitas necesitábamos más poder, eso fue ayer. Incluso en cierto momento tuvimos picos de 1000 personas.
En este momento la página se encuentra nivel tres, mis colegas están brindando información y están ayudándome a volver realidad eso que pensaba en 2012-2015 posible.

Sin pedirlo, llego al grupo gente buena, que se volvieron admins y ahora se volvieron CMD’s en la página, y seguimos un poco más. Mis colegas de fuera del país se me unen y la idea de hacer el portal más latinoamericano se ve más establecida.

Puedo decir que siempre pensé en dedicarme a lo que estoy haciendo hoy, orgullosamente amar lo que hago y vivir con ello y mi pensión, ser mi jefe, mi líder y más allá de eso, colaborar a quien quiere o necesita ser escuchado. Al final para eso somos un canal. En dos meses de duro trabajo establecimos algo nuevo, creamos un monstruo positivo y ahora nos toca mantenerlo. Ahora nos toca crecer, informar, pero sobre todo ayudar a las personas. Cumplir esa promesa de trabajar como comunidad bajo un bien social.

Hoy le doy las gracias a cada click, cada abrazo, cada apoyo, cada puertazo en la cara, cada desprecio, cada negación, cada jugada de superioridad pues en esto terminó todo eso. Damas y caballeros, C506 es por mucho mi proyecto más ambicioso. Una revista de coleccionables en Latinoamérica con miras a Cultura POP y tienda de artículos internacionales y nacionalización de coleccionables. También una revista donde saldremos del país para informarles a ustedes, visitaremos y compartiremos y seremos todos juntos en un solo lugar.

Los medios escritos y la prensa famosa está enterrada. Yo lo demostré en el pasado, yo he hecho, he viajado, he sido de los primeros y sigo siéndolo y lo seré. Muchísimos me han ayudado y no hay manera de agradecerles: Cultura ROCK, 89 Decibeles, The Couch, Grupo Nación, Su Casa, ILG y más. Por todo eso y más y mi experiencia de trabajo y cultura de estudios es que el día de hoy les invito y les pongo a su disponibilidad C506 y nuestro equipo de trabajo.

Somos C506,  gracias por leer, gracias por ser C506. Siéntase bienvenido y le abrazo a lo lejos, por apoyar este proyecto y a este soñador pues si usted está leyendo esto, usted cree en nosotros y en mi persona.

Johann Morales

Jurista, escritor y director del proyecto C506. Autor de las novelas “Lo que Sangra” (2011) y “Cuentos de Edelmira” (2015). Estudiante de dirección de proyectos informáticos, vive distante dentro de un mundo de coleccionables y películas.

Facebook YouTube 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *