image

(Editorial) Enero-2017: Un nuevo año para la Cultura Geek y C506

Hace un par de semanas me di cuenta de que soy demasiado viejo para ser vlogger, mis intentos por representar las cosas que pienso por medio de la cámara y la post edición, son inútiles, en muchas ocasiones hice videos y quienes siguen a este servidor lo disfrutaron. Siempre recibía buenos comentarios y apoyo, pero dentro de mí no me sentía contento.

Es difícil pensar que hace muchas décadas me pagaban por hacerlo, por ser un actor.

Así que de ahora en adelante, describiré mi trabajo como una recopilación de mierda mala y buena. Al fin y al cabo, la vida es eso. Cuando Pablo Escobar tenía asediado Colombia con su narcoterrorismo, César Gaviria dijo en una rueda de prensa internacional que no pensaba dialogar con Escobar nuevamente, que ya había cometido ese error y que había aprendido que es fácil tropezar de nuevo con la misma piedra, y yo no puedo estar más de acuerdo.

No se vale cometer errores y luego predicar solidaridad. Pienso mucho en esa situación, pienso en Colombia, pienso en el realismo mágico que se define como un entorno realista y detallado que se ve invadido por algo tan extraño, que resulta increíble. No por nada el realismo mágico nació en Colombia.

No soy colombiano, soy costarricense y de extracción española y campesina. Soy hijo del invasor y posiblemente del protector también, y en caso de que se pregunten qué tiene que ver Colombia con el realismo mágico y mis experiencias, la respuesta es simple… en ambas se comió mierda para lograr bien general y sobre todo personal, sufriendo la vaina la comprendemos, y cuidando la retaguardia nos damos a respetar, cuando toca dar plomo, no puede temblar la mano y por eso seguimos aquí, al menos yo sigo aquí.

Pero no brinquen a conclusiones rápidamente, yo elegiría el no tener que haber pasado por muchas experiencias negativas en esta vida, muchas personas dicen que es mejor sufrir y aprender, pues yo les digo a esas personas que su consejo, es una mierda.

No es realista cuando todo está mal y vienen a decirle a uno que todo está bien, o que dejemos en manos de “otras personas” nuestra vida, de seres extraplanares, por ejemplo.

Soy una persona que escribe muy rústicamente, con apenas las básicas de la ortografía, trato de escribir para que me entiendan los que menos han leído o quienes no están preparados.

Muchos colegas me juzgan, ellos quieren ser Nietzche, yo solo quiero ser Carlos Luis Fallas, quien pasaba todo el día en una zapatería resobada luchando por el pobre y hacía cuentos en la tarde, si alguien me dice que soy un cabrón por mi forma de escribir, se los acepto. Solo les pido que no me juzguen como villano, al menos no hasta el final de mis historias. Pero tampoco estoy predicando que soy un ejemplo. Si bien es cierto, he tenido oportunidad de trabajar y solidarizarme con el prójimo, lo sigo y seguiré haciendo, en muchas ocasiones pude hacer más y no lo hice. Todos tenemos esta carga social, la del no hacer nada mientras nuestra sociedad se desploma y los inocentes mueren.

Verán amigas y amigos, el bien y el mal son líneas que nosotros mismos definimos, es como la religión, las personas la aplican cuando les conviene y si no les sirve, no la presentan como doctrina. Muchos odian un homosexual y van a la iglesia siempre, pero olvidan que los libros religiosos sagrados penan con muerte el coito antes del matrimonio y eso haría que la población del planeta prácticamente desapareciera.

Como jurista, sé que muchas cosas son ilegales, y cientos han pasado frente a mi vida, la hipocresía no debería existir, robar cable o no pagar impuestos es un delito, si queremos decir que no y justificarlo, estamos estirando los límites de nuestra moralidad. El asesino y el que compra juegos piratas comparten algo, están delinquiendo. Pero muchos van a decir que no, que las empresas tienen plata o a justificarse de mil maneras, no soy quién para juzgar, solo les digo lo mismo, cada uno estira sus cadenas.

En 1990 Pablo Escobar desataba ataques narcoterroristas en Cali, Cartagena, Medellin y no solo contra políticos y fuerza policíacas, también atacaba jóvenes e infantes que deseaban ir a la escuela, todo por poder y dinero.

Escobar fue aliado tanto de la izquierda guerrillera como de la derecha extrema, donde hay dinero, se quedan las cucarachas. La mayoría de las personas son felices con dinero, casi todos queremos dinero y algunos no tienen límites en cómo conseguirlo, de nuevo, estiramos el privilegio de la moralidad.

Escobar caería muerto, fulminado por la policía colombiana, aún recuerdo ese día, en todo América se celebraba la caída de un terrorista; sin embargo, existen personas que aún creen que Pablo Escobar hacía buenas cosas, y creen que es un santo.

Esto mayormente por el dinero que le daba a las personas pobres o por ser el ejemplo a seguir para quienes nacen en un país pobre, sin nada y logran conseguir todo lo que quieren de la manera mas fácil.

En este análisis, mi punto es el de entender que el ser humano sabe lo que es bueno y malo, pero que también sabe torcerlo a su bien y a su favor. Todos nos exponemos a los riesgos y el día en que esos riesgos sean demasiados, se va a romper la liga y nos vamos a ir al carajo, pero al menos todos lo sabemos.

Esto aplica para todo, desde nuestro trabajo hasta nuestros logros. Recientemente un grupo de amigos me dijo que soy poco ambicioso con respecto a la cantidad de personas que leen mi trabajo, me gusta llamarlo así, pues esto es a lo que me dedico. No hay otra forma de nombrarlo. Desde escribir sobre un nuevo juguete, hasta un cuento corto y novelas.

Me dijeron que imprimir pocas copias de mi novela: Lo que sangra, era algo sin sentido, pues casi nadie la pudo leer y no tuvo un impacto mayor al de personas preguntándome, “¿Dónde se vende?”. Eso debo aceptarlo como cierto, si usted está leyendo esto y pudo leer “Lo que sangra”,  ya sabe más o menos la razón del porqué me gusta escribir y la jornada de cómo llegamos hasta acá. Si nunca pudieron leerla, les puedo decir que la novela habla de mi recuperación física y mental, luego de un accidente y una parálisis que me dejaría por más de media década en una cama, utilizando pañales.

Lo más importante de la novela es que se resaltan elementos de cultura geek, tales como: videojuegos, música, maquetas, estudios, fotografía y muchas otras cosas que lograron hacer que una segunda oportunidad apareciera en mi vida y darle la cara a este nuevo mundo.

Cuando me preguntan, “¿dónde la consigo?”, “¿se puede mandar por email?”, “¿la tiene en PDF?”, siempre respondo lo mismo: estoy trabajando en ello, y no es del todo una mentira.

La novela en este momento necesita un poco de edición con respecto a su primer tiraje, no tengo dudas de que puedo y debo mejorarla, esto sin contar que “Lo que sangra” es solamente una primera parte, y ya se me hizo muy tarde para la segunda. Estoy absolutamente seguro de que prontamente, la primer novela va a estar disponible y gratis, vía Creative Commons.

La novela se hizo con la idea de que una persona que esté pasando por la desgracia de una parálisis o una enfermedad que podría ser terminal, sepa que se puede salir adelante y no necesariamente llenándose de energías positivas, jugos, terapias de chocolates o rezos; sino aguantando y aceptando la mierda que nos toca llevar, y escuchando a los profesionales respectivos, porque dejémonos de cosas, en este mundo a muchos nos va peor que a otros.

Dentro de “Lo que sangra”, se toca fuertemente la idea de lo que nos rodea en este instante, los banners, noticias, textos y opciones que ustedes pueden ver a los lados de este artículo que usted está leyendo, esos colores y esas ventanitas, todo eso se llama C506.

Durante mis momentos mas difíciles, la idea de cumplir mi sueño de crear un medio de comunicación propio, centrado en la Cultura Geek, cómics, figuras de acción, arte y escritos. Fue mi torre de descanso, cuando me debilitaba, me refugiaba en ella.

Me decía que algún día, esto existiría y que viviría para contar la forma en que fue realizado, y como anteriormente les dije que he decidido continuar con la segunda parte de “Lo que sangra”, he decidido continuarla aquí, en este sitio de Cultura y quizás se pregunten ¿por qué?, es muy simple, este es mi sitio web, mi hogar y mi biblioteca en línea personal. C506 nació del esfuerzo y de las promesas hechas en la novela y este sitio representa un triunfo, tanto de la misma, como de mi rehabilitación física, hemos estirado muchas ligas para llegar a hoy.

Soy una persona muy cerrada, casi no sé recibir buenos pensamientos y mi vida está rodeada de cosas que son seguras y fijas, a veces me preocupo de más. Con C506 fue totalmente diferente.

C506 exigía y exige trabajo y labor de muchas personas, y para llevar esto a cabo, en mi natal Costa Rica, se requiere tiempo e inversión. Yo soy una persona pensionada, por mi parálisis motora.

Si bien logré rehabilitarme, hay ciertas cosas que a veces son más pesadas que otras para mí, tales como caminar, viajar, acomodar, fotografiar y… pensar. C506 nos exige a todos los editores estar disponibles prácticamente 24/7 los 365 días, durante Navidad se publican especiales, el 1° de enero tuvimos especial y 15.000 visitantes, en diciembre tuvimos un alcance de un millón de personas en Latinoamérica vía Facebook, y nada de eso se logra solo.

No es raro para mí, levantarme a las 4:00 a.m. para editar y luego a las 7, o que nuestras tres editoras principales tengan migrañas horribles pues tenemos una cola de veinte borradores, hechos por el equipo de escritores.

Si creen que C506 es soplar y hacer bombitas, tomar un avión y pedir regalos gratis a gente que sale en TV y escribe libros, o ir gratis al E3 y a Seattle a… los invito a venir y conocer, les recibo una coca cola light y podemos jugar PS4 un rato… C506 es un trabajo arduo y difícil, con recompensas hermosas, pero no por ello alejado de la realidad de la responsabilidad plena, la frustración, la alegría, los triunfos y las caídas. Sumándole, que es un trabajo que usted debe hacer, y muchas veces pagar de su bolsillo, parecido a la música.

Por muchísimo tiempo, fui un peón social, alguien que vivía de un sueldo y que no tenía un más allá, encerrado en el qué dirán y el qué podré tener. En mi mugroso escritorio en ese séptimo piso en Lagunilla, con una laptop amarrada y cargando trabajo a casa.

Tenía cientos de pensamientos y logros que quería conquistar, pero que nunca realmente logré finalizar en ese entonces. Al final, terminaría cumpliéndolos, después de mi accidente. Los dolores físicos y psicológicos me abrieron los ojos, decir que la vida se disfruta mejor al tener una experiencia cercana a la muerte, es un cliché. Desde luego que lo es, pero lo malo es que a veces este tipo de cliché es real. Nosotros, los seres humanos, no sentamos cabeza en mente ajena.

No podemos decirle “Comprendo su dolor” a una persona con cáncer, o decirle a un conocido con VIH “Entiendo todo lo que sientes”, a menos que también tengamos VIH, pero estúpidamente seguimos haciéndolo. Cuantas veces no deseaba dar un puñetazo a quien me diera una tarjeta que decía “Las cosas pasan por algo”, eso es pura mierda.

Si bien yo me siento mejor, no existe una línea de tiempo donde se pueda comprobar cómo es la vida sin ese dolor, eso no existe, nadie decide cosas. Somos seres de carbono y ya.

Al inicio, en C506, eramos un grupo de amantes de la cultura geek, muchos buenos conocidos y otro muy malos conocidos, pero yo era nuevo y poco sabía de lo que llaman “escena”, algo que al final no afecta a C506 pues nuestra escena es América.

Después, como todo en la vida, las situaciones se fueron depurando y lo que realmente era bueno, sirvió de cimiento hasta llegar donde estamos.

Los de siempre, hemos estado desde el inicio y muchos excelentes contribuidores y editores se han unido en nuestro camino, se han infeccionado con este virus de fuerza y valentía que es C506 LATAM.

Muchas personas me dicen por mensaje privado o por email, que cómo podrían iniciar una página web de cómics, anime, figuras, etc. Mi recomendación para ellos siempre es: aprender de tecnología y hacerla usted mismo, mantenerla al día y buscar buenos amigos, tener buenas fuentes, buscar el público y sobre todo, vea más allá. Póngase logros a los que usted nunca piensa llegar, para que el día en que llegue, sienta alivio.

Me gustaría poder responder a los amigos de YouTube o de páginas nuevas con la verdad pura, pero es demasiada grande, son casi 5 años de trabajo, sumados a malas experiencias, buenísimas experiencias, apoyo, sinceridad, golpes, caídas, triunfos y miles de emociones más, todo esto sin contar la experiencia que tenemos de cuando trabajamos en otros medios o las carreras que elegimos, C506 es un equipo de ingenieros, escritores, un filólogo, una especialista en salud, un abogado y entrenadores en idiomas, sumando el absoluto apoyo de nuestros seguidores, de todas esas visitas, de todos esos likes y seguidores.

Es sumamente positivo y agradable el apoyo que recibimos en redes sociales de nuestros mismos amigos, cada seguidor es un amigo, cada rifa nos acerca y cada actividad nos une, nosotros estamos aquí por ellos y por eso es más fácil decirlo que hacerlo, sin duda. No se qué es lo que tenemos, pero los seguidores de C506 son los mejores, no existe la menor duda de ello.

Hace dos días ReedPOP seleccionó al staff de C506 para representar a LATAM en Emerald City Comic Con y futuras presentaciones de su empresa, tales como New York Cómic Con. Si hace 4 años me hubieran dicho que yo sería un invitado de prensa al Comic-Con de NYC, no le hubiera creído ni a mi padre. Hace 4 años peleaba por orinar solo, y desde que esta invitación se dio, estamos y estoy bastante alegre.

C506 tiene presencia importante en USA, de hecho empezamos en USA con partners como ACC, Sideshow, Mondo y Neca, también en eventos como San Diego Comic Con, E3, EVO y Blizzcon, incluso muchas veces, como visitantes reportando para amigos. Este mes estamos sumando Reed POP oficialmente, y ahora nos queda la meta de conquistar conferencias en Asia, pues las conferencias de Latinoamérica y USA están cubiertas para bien, por diferentes colaboradores desde Chile hasta México.

En mi país, Costa Rica, tratamos de dar la mejor cobertura de eventos y estamos orgullosos de siempre estar invitados. Muchas veces algunas personas se quejan y me hacen llegar su enojo por la no asistencia a estos eventos, pero se equivocan, pues siempre estamos.

Algunas personas creen que C506 es Johann Morales solamente y eso es un terrible error, algunas personas creen que C506 no fue un fenómeno cultural o sigue siéndolo, y eso también es un error, algunas personas viven para criticar a C506 y eso… se lo agradecemos.

Puedo contar con mi mano izquierda los haters que siempre envidian nuestro trabajo, logros, visitas, patrocinios y viajes. Sin saber que para lograrlo, hemos sacrificado muchísimas cosas, y no solo dinero. Incluso muchos de nosotros hemos pasado por rechazo de viejos colegas solo por molestia y malestar por decidirnos a crear algo que sentimos no existía.

Si bien muchas buenas cosas se originaron de elementos que llegarían a ser negativos para C506, no podemos darle ni una sola gota de crédito a nadie que no seamos nosotros y nuestros patrocinadores. Los ideales de C506 son lo que creemos cada uno y lo que pensamos necesario como comunidad geek, y vaya que hemos recibido tremenda respuesta positiva.

De nuevo el realismo mágico, pienso en mi entorno muy detallado que fue invadido por algo perfecto, algo ajeno. En un mundo donde siempre estaba acostumbrado a sufrir y esperar volver a caer, las buenas cosas empezaron a suceder, una tras otra. La torre que poco a poco fuimos construyendo, se fue volviendo un castillo de esperanzas para todos los que quieran un espacio y sinceramente, el castillo es hermoso.

Recuerdo nuestros primeros logros, como nuestro primer viaje en Las Vegas, donde nos sentamos a comer con Greg Capullo o esa oportunidad en Arizona, cuando Chris Claremont escuchó mi historia y tomó mi pase de prensa, para escribirme que desde ese día era un X-Force honorario, aún recuerdo el pavor que tenia en esas épocas de irme en una silla de ruedas solo hacia otros países, con tarjetas de presentación y la esperanza de hacer amigos y contactos. Recuerdo cuando mi silla de ruedas se perdió en Atlanta y tuve que quedarme sentado en una tormenta, pero también recuerdo el abrazo de Mark Millar y sus donaciones para rifas en C506.

Recuerdo el leer mis libros favoritos y luego dar un abrazo a quienes los escribieron y dibujaron. Durante nuestro viaje hemos conocido cientos de artistas y escrito miles de notas informativas, el viaje apenas está comenzando.

Si algo aprendí de C506 y de la parálisis, es que la vida es más complicada de lo que otros piensan, que los retos deben estar siempre al día y alejados, los sueños se deben cumplir y apenas lo hagamos, nos debemos mover a otro y siempre agradeciéndonos a nosotros mismos.

El día en que me muera, me voy con el alma llena de experiencias, sé que he trabajado arduamente por lo que tengo y que el mensaje que me decidí a entregar, está llegando y llegará.

C506 está iniciando en 2017, pronto presentaremos C506#1, un cover parodia de comic realizado por un buen amigo y artista alemán, que esperamos poder repartir tanto en ECCC como en Latinoamérica, para todos los que estén interesados en tenerlo. Hemos integrado muy buenos fichajes en solo unos días y sabemos que se vienen muchas cosas nuevas.

Queremos dedicarle esfuerzo al gaming competitivo y al acercamiento de la comunidad comic latina con artistas de USA y Europa, estos son nuestros nuevos retos, siempre manteniendo la calidad y el nivel de respuesta, visitas y cobertura que nos caracteriza. Tenemos 12 meses para entregar el mejor trabajo que podamos hacer, y tengan por seguro que no van a recibir menos que eso.

De mi parte, le agradezco a mis lectores y personas que siguen mi trabajo desde mi primer artículo allá en 2014 o mi primera fotografía en 2010, ha pasado mucho, hemos pasado mucho.

Les invito a disfrutar C506 y a ponerse en contacto con nosotros, les invito a formar parte de C506 y de tener una voz, en caso de querer hablar nuestro idioma, les deseo un grandioso inicio de 2017 y fuerza, valentía y coraje.


(Editorial) Los retos y sueños cumplidos de C506

Encuéntranos en redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

The following two tabs change content below.
Johann Morales
Jurista, escritor y director del proyecto C506. Autor de las novelas “Lo que Sangra” (2011) y "Cuentos de Edelmira" (2015). Estudiante de dirección de proyectos informáticos, vive distante dentro de un mundo de coleccionables y películas.

Leave a Reply