liberty

D20 a 4: Rol de Fantasía, Ciencia Ficción y Contemporánea

Hay algo que siempre he admirado de World of Darkness y es el nivel de riqueza en la historia que manejan. Gracias a White Wolf Publishing, el Mundo de Tinieblas es uno de los sistemas con las historias más complejas que he conocido. Tanto que fue necesario re-editar la historia, puesto que estaba tan completa que daba relativamente, poco espacio para explotar historias de rol dentro del mundo creado.

Vampiros, espíritus, magia y otros terrores se encuentran entre las sombras de nuestro mundo cotidiano.
Vampiros, espíritus, magia y otros terrores se encuentran entre las sombras de nuestro mundo cotidiano.

Parte de esto, se debe a dónde se desarrolla la historia de Tinieblas. Un mundo de fantasía como los del sistema de D&D Ravenloft, Dragonlance, Eberron o Reinos Olvidados; donde los escritores deben darse la tarea de crear un mundo completo con sus naciones, héroes, villanos, dioses, leyendas y todos estos otros millones de detalles. Mundo de Tinieblas se aprovecha del mundo cotidiano en el que vivimos y lo utiliza de base, para crear un meta-mundo sombrío donde los vampiros son la élite aristocrática; los licántropos aún corren entre nosotros y los magos se esconden entre las filas de las ovejas que aún no despiertan a la verdadera Realidad.

A la hora de elegir una trama de rol, tenemos tres opciones: un mundo de fantasía, uno contemporáneo o uno de ciencia ficción futurista. Pasado, presente y futuro. Esta regla puede doblarse para mezclar fantasía postapocalíptica, ciencia ficción en un pasado distante con espadas o incluso fantasía interplanetaria.

WoW
Parte del conflicto en la trama de World of Warcraft es sobre el viaje interplanetario. Un ejemplo de fantasía con elementos de ciencia ficción.
A_long_time_ago
Espadas hechas de energía, una Fuerza misteriosa y órdenes de caballería. Star Wars es el ejemplo perfecto de ciencia ficción con elementos de fantasía.

La constante es que en la monumental mayoría de estas situaciones, los escenarios de fantasía tienen miles de planetas con reglas diferentes, con magia y leyes y física que muchas veces contradictorias entre sí.

Hablar de un mundo de fantasía implica exprimir la imaginación, a un punto en el que las leyendas más imposibles se conviertan en posibles. Olvidar el concepto de ridículo y saltar más allá de lo plausible. Un mundo de fantasía es, retar a la imaginación a llegar a un punto nunca antes intentado.

La Ciencia Ficción, por otro lado, debe adherirse a ciertas reglas de plausibilidad. En una historia de rol de ciencia ficción, se deben tomar en cuenta ciertas leyes de la realidad, que no pueden romperse y en caso de que fuesen rotas, debe hacerse una nota específica de que existe la tecnología para hacerlo. Después de todo el mismo Arthur C. Clarke dijo: “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.” La ciencia ficción reta la imaginación de una manera más estructurada, oscilando entre lo plausible y lo imposible, para lograr lo asombroso.

Doctor who
Viaje en el tiempo y el espacio, lugares que son más grandes por dentro que por fuera y artefáctos que pueden controlar cualquier dispositivo siempre y cuando no esté hecho de madera. ¿Cuál es la línea entre magia y ciencia?

Pero ¿y lo contemporáneo? Como adoro irme por las ramas. Hablando de ramas…

Las ramas del rol en un mundo contemporáneo son mucho más cortas que las de la fantasía pura o la ciencia ficción, abarcando mucho menos espacio, inventando menos mundos y llegando a menos galaxias. Por lo general, una campaña de rol contemporáneo, se encuentra en este mundo o quizá un meta-mundo dentro del nuestro. Esto limita mucho más nuestra imaginación como jugadores o Game Masters de cierta manera, pero la libera de otra; porque no podemos inventar conceptos ridículos, pero tenemos el esqueleto más completo que podríamos elegir, para formar una historia en él: la Historia de la raza humana. En un setting contemporáneo, tenemos la enorme ventaja de conocer el mundo en el que jugamos a nivel personal. Puede que conozca el mapa de Silverymoon en Faerün o sepa que la atmósfera de Kashiik es respirable, pero ese conocimiento no se compara, con saber de primera mano que, es casi imposible maniobrar un avión sin entrenamiento previo. Ahí reside la fortaleza de una trama contemporánea. En su capacidad de facilitar la suspensión de la incredulidad.

Entre más cercana a la realidad y creíble sea una trama, más fácil es que los jugadores se conviertan en parte de ella. Todos sabemos cómo funciona una computadora y estamos conscientes de qué es el hurto de identidad digital. ¿Es acaso tan difícil pensar en que, una entidad oscura se encuentre recopilando la información de todos para luego lograr manipularles y llegar a una finalidad oscura y terrible?

Una conspiración siempre es una buena historia.
Una conspiración siempre es una buena historia.

Claro, hay quienes apuntan a los juegos de rol para buscar una historia más extraordinaria con dragones o naves espaciales. Por suerte tenemos sistemas para todos los gustos.

¿Buscan borrar un poco más la línea entre la ciencia ficción y la realidad? ¿Qué tal una dósis de robots gigantes?

R. Gabriel.

Soy un fiel rolero, novelista frustrado, DM, ferviente creyente de que Firefly merece una segunda temporada y en general adicto a la ciencia ficción y la fantasía. Tambien hago referencias aleatorias a Les Luthiers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *