(C506) Tres trilogías inolvidables del Cine

No se cae en un error al decir que, en nuestra sociedad actual, el entretenimiento pareciera ser un alimento vital para los habitantes. Y bueno, se da cabida a la razón con esta afirmación. Tenemos películas de toda clase, videojuegos de muchos campos, que gozan en participaciones desde los deportes hasta las guerras; música (alguna bastante deficiente) que llena los oídos y evoca sentimientos de las más variopintas psicologías… No cabe duda que para el Homo Sapiens Sapiens actual, la diferencia entre un vaso de agua en plena sequía y un buen largometraje del Séptimo Arte, cada día se acorta un poco más.

Decía un buen amigo:

“Los videojuegos, la literatura y el cine son esenciales, pues nos hacen escapar de la realidad incómoda que a veces vivimos.”

Así que, si hay algo que los incomoda y quisieran escapar, o bien, solo necesitan pasar un buen rato frente a la pantalla y las opciones se acortan; los invito a revivir estas 9 excelentes películas, únicas del género y gloriosas cada una a su manera. Para hacerle un honor más ameno al título, he aquí tres -ejem- trilogías inolvidables en la historia del cine. Que quede claro que yo no soy ningún crítico de cine o experto del tema. Solo (como muchos otros) soy alguien con una opinión en vasto mundo del internet.

La Trilogía del Dólar (Sergio Leone, década de 1960)

¿Quién más que Leone para pintar de un matiz nuevo y exitoso al western? Se consideraba a las películas italianas de esta índole como bodrios audiovisuales, aberraciones de largometrajes que se dirigían más a la risa que cualquier cosa. Leone marcó un antes y después, hizo un excelente trabajo al lavar la cara de sus correligionarios italianos y con la primera de la trilogía, A Fistful Of Dollars (1964), es que comienza la emocionante aventura.

Uno de los puntos más altos de este punto de partida de la trilogía, es el hecho de dar a conocer a dos promesas invaluables del cine: Clint Eastwood, en la actuación y Ennio Morricone (quien hace relativamente poco ganó un Oscar por su banda sonora para el octavo filme de Tarantino, The Hateful Eight), en la música.

También llamada la trilogía del hombre sin nombre, haciendo alusión al personaje interpretado por Eastwood, este da una nueva cara al estereotipo del cazarrecompensas en el cine: un tipo duro, de pocas palabras, movido por el dinero, de gatillo alegre e inteligencia sagaz, acompañada de un cigarrillo en la boca. Esto sigue siendo condimentado en la continuación, For a Few Dollars More (1965), la segunda de la trilogía.

dollars-more-01
Poncho, cigarro, sombrero y rifle. He aquí el kit para ser badass.

Esta vez, dos cazarrecompensas se alían ante un objetivo común, cada uno motivado por sus propias obsesiones. La búsqueda de sangre y dinero sigue jugando parte en los papeles clave en la última, The Good, The Bad and The Ugly (1966). Vaya legado ha dejado esta última. Su soundtrack inconfundible, personajes con los que simpatizamos (levante la mano el que no se sintió triste cuando Tuco casi muere ahorcado por acción de Blondie a la conclusión del último duelo) y la ambientación tan magna, tan perfecta. Es difícil reducir a unos pocos párrafos la gloria de estas tres películas, con sus diálogos breves, las escenas largas y musicadas que caducan en un emocionante clímax, que saluda al espectador como un revólver saliendo de la funda.

GBU_artprints3up
Con solo verlos, creo que sabemos cuál es el bueno, el malo y el feo.

Las películas tienen varios gags recurrentes (como dispararle a un cigarro en la boca de Eastwood y partirlo a la mitad, enfrentamientos entre dos personas en salas llenas de gente, etc.) algunos, que perduran en popularidad hasta la fecha.

Decía Tarantino que cuando la película terminaba y se encendían las luces (en mi caso, de cubrir toda la pantalla a hacerse un pequeño rectángulo en la esquina superior izquierda, en Netflix), la gente no acababa de ver una película, sino de vivir una experiencia sin igual en la vida.

Nota: Que por favor quede claro que la popular frase “Go ahead, make my day”, no pertenece a ningún western, sino a otra película muy aclamada de Clint Eastwood, Dirty Harry.

Trilogía original de Star Wars (George Lucas, 1977-1983)

Cierto es que Star Wars sigue viviendo de un éxito inmesurable hasta nuestra década que reducir a pocas palabras lo que representan A New Hope, The Empire Strikes Back y The Return of The Jedi; no se caracteriza por ser una empresa demasiado difícil, ya que todos las hemos visto, leído, olido, escuchado o nos las han narrado. Sí, sí.

laughing-actors-star-wars-634x443-zpsf9c9d627
Awww…

La saga sigue más viva que nunca y muchos estamos emocionados por su próximo spin-off, Rogue One, que para estas navidades se estaría estrenando. Qué detallazo! Bueno, pero creo que todos los cinéfilos recordamos con sumo amor la primera vez que nos adentramos a Star Wars.

Yo, era un niño para ese entonces, cuando la publicidad nos atiborraba en el 2001 con The Phantom Menace. Bastante joven, bastante ignorante del universo de Lucas, decidí dar los pasos iniciales en esta prestigiosa saga, y al darme cuenta de que habían otras películas antes, me empapé de ellas más rápido de lo que muere un soldado imperial cuando un Ewok le tiraba una piedra en Endor.

La trilogía original era algo muy único para su época, la música que tanto marca una saga, de la mano del maestro John Williams (¿soy el único que se eriza al escuchar The Jedi Temple March, Duel of Fates o cuando esto llega a su punto más alto?), sus efectos especiales (aunque ahora parezcan risibles) eran de lo más y lo mejor en el momento. Con una historia sencilla pero envolvente, personajes simpatéticos y varias escenas que marcaron su paso en nuestra cultura. Además de presentar a dos de los villanos más memorables en el universo geek, Bobba Fett y el papi de los papis -literal- Vader.

Failed_vader_5833
Nunca acepten una solicitud de Skype de Darth Vader…

Y es que el alcance de la saga ha sido tan gigantesco, que los reto a fijarse en su Facebook, si es que tienen. Revisen entre sus amigos. Visiten de perfil en perfil, y me atrevo a apostar que no pasan siete perfiles sin ver algo relacionado con Star Wars en la biografía o fotos.

Ganadora de múltiples premios y un amor increíble en el mundo del entretenimiento, Star Wars es de esas obras inolvidables del cine que no se herrumbra con los años, y su trilogía original fue el disparo inicial para el hito que es ahora.

Trilogía del Padrino (Francis Ford Coppola, 1972-1990)

maxresdefault (1)

La primera de la trilogía, ha sido catalogada como la mejor película de la historia, según The Hollywood Reporter.

¿Se lo merece? Es una frase tan prestada para la subjetividad, que no puede ser afirmado con total certeza. Lo que sí puede afirmarse con certeza, es que la trilogía consta de una dirección impecable, unos actores excelentes (se dice que fue el último gran papel de Marlon Brando) y una vista distinta al mundo del gángster típico. Desde la insujeción de Michael Corleone a la Mafia, las recurrentes muertes y escenas populares, el violín triste que representa su tono principal y quizá la segunda frase más icónica en el cine, solo superada por el querido Say hello to my little friend! de Tony Montana en Scarface.

“Le haré una propuesta que no podrá rechazar.”

De larga duración, cada una de las cintas cuenta historias diferentes, pero, a su vez, sujetas entre sí. También, como si los elogios fueran pocos, dicen abiertamente las páginas del todopoderoso internet, que es de las únicas veces en la historia del cine, cuando una secuela iguala -o supera, dependiendo de la persona con la que se hable- en eminencia a su predecesora. La evolución del cabecilla de la Familia, la artera inteligencia de los personajes y las muchas lecciones de vida que puede llegar a dar, si se le da la oportunidad; vuelve a esta trilogía la de los gángsters por excelencia, y una reunión urgente (si es que no se ha disfrutado) para todo aquel que guste del buen cine y una historia interesante, implacable, un disparo en la mente del espectador, casi tan fuerte como el que Michael le da al jefe de policía en la primera película.

461499

Bueno, querido lector, eso ha sido todo por hoy. Agradezco enormemente la lectura del artículo y de paso les recomiendo que se den la vuelta por acá:

(C506) Lovecraft se apodera de mi mente

También, ¿pensaste en alguna trilogía que no figuró en la lista? Pásate por nuestros canales oficiales, y danos tu opinión.

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506 – Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

También recuerda suscribirte a nuestro Canal de Youtube.

Dilan Rojas

Dilan Rojas

Estudiante, escritor, amante de cómics, cine y videojuegos. Sobreviviente del USG Ishimura.

Facebook 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *