C506 presenta: ¿Por qué no quedamos conformes con las adaptaciones cinematográficas?

Muchísimos seguidores de diferentes sagas, ya sea de novelas, cómics o videojuegos, rara vez se sienten felices al enterarse de que adaptarán, para el cine o la televisión, su libro o videojuego predilecto. Realmente no los culpo, es completamente comprensible que teman por la integridad de la obra, ya que por experiencia hemos presenciado verdaderas masacres cuando los estudios han decidido hacer esto, haciéndonos cuestionar, con tristeza ¿qué movió al autor o a los creadores a permitir que se le hiciera una adaptación a algo ya tan maravilloso de todas formas?

Supongamos que aunque nos mantengamos escépticos, nos permitamos fantasear un poco con las posibilidades que una buena adaptación nos presentaría: en el caso de que se tratara de un libro, la principal curiosidad que se nos despierta es “¿será todo como me lo imaginaba?”, desde los paisajes y los personajes, hasta los navíos, los hechizos, las naves espaciales o las tecnologías. Al final no es tan importante que sea idéntico a lo que imaginamos, nos bastaría con que sea fantástico, aunque luzca algo diferente de lo que esperábamos. Si se tratara de un videojuego, al pensar inocentemente, esperaríamos que se nos presente una historia tan intrigante y entretenida que nos haga sentir la misma emoción que experimentamos al jugar. Y si ya se sabe de antemano, por los trailers, que la historia será fuertemente modificada, al menos esperamos que tenga una calidad similar a la de la obra original.

La intriga de cómo iba a lucir la película de Warcraft nos tenía nerviosos, pero por ahora la apariencia de los personajes, las armaduras y el uso del CGI no nos han decepcionado.

Pero la realidad, en la mayoría de los casos, es muy distinta. En muchas ocasiones no estamos de acuerdo con la selección del elenco, no precisamente porque los actores luzcan ligeramente distintos a lo que imaginamos o a lo que se nos fue mostrado en el videojuego o la animación (en el caso de los live action), sino porque inclusive la etnia no corresponde en lo más mínimo.

Muchas veces se salvan de esto modificando la historia, como por ejemplo en la nueva película de Assassin’s Creed, Michael Fassbender no interpretará a Desmond, ni a sus ancestros, sino a alguien completamente distinto e inventado, por lo que se les perdona la escogencia del actor. Igual sucedió con la adaptación de Ghost in the Shell, donde eligieron a Scarlett Johansson para el papel principal y media población de internet brincó, muchos esperaban que los actores fuesen japoneses, no estadounidenses modificados para parecer japoneses. Tiene sentido, ¿no creen?

Ahora bien, no es mi intención defender las adaptaciones, pero vale la pena tratar de comprender por qué es que rara vez quedamos conformes. Hay que partir del hecho de que un proyecto, ya sea cinematográfico o de televisión, está hecho principalmente para generar ganancias o por lo menos para recuperar la inversión. Entonces, nos guste o no, la selección de nuestra adorada obra es el paso número uno para un buen negocio.

Scarlett Johansson interpretará a Kusanagi en la película "Ghost in the Shell", que se estrenará en el 2017.
Scarlett Johansson interpretará a Kusanagi en la película “Ghost in the Shell”, que se estrenará en el 2017.

Actualmente, muchas de las ideas que nos puedan parecer novedosas, ya fueron inventadas hace bastante, sólo que no lo sabíamos. Es muy fácil señalar con el dedo y gritar “¡la originalidad está muerta!”, pero no es sencillo ser original en estos días. Basta con participar de un simple ejercicio: Intentar imaginar una historia, aunque sea corta, que carezca de elementos o temas que ya fueron tratados en la cultura popular. Resulta prácticamente imposible. Se opta por darle una óptica distinta a un tema ya tratado, para que tenga su porción de originalidad. Sin embargo, muchas veces es más fácil tomar un concepto ya creado y modificarlo, para que apele a una mayor cantidad de audiencia. ¡Si ya sirvió una vez, de seguro funcionará dos veces!

¿Por qué se utilizan actores famosos para papeles, que, a nuestro parecer, no les lucen? Porque el hecho de que aparezca un actor popular, atraerá a una gran cantidad de seguidores que consumirán el producto por el actor, no porque realmente les interese el tema.

¿Por qué se acortan las tramas y se omiten detalles? Primeramente por el tiempo, no se puede incluir el contenido entero de un libro de 700 páginas, en una película de dos horas y media. Terminaría siendo una especie de resumen ejecutivo sin detalle, por lo que es preferible modificar la columna vertebral de la historia, con tal de que tenga sentido de una manera individual. Otra razón es que no todos leyeron el original y no conocen toda la información que nosotros ya aprendimos, por lo que se tiene que simplificar la trama o al menos dar más explicaciones para que todos comprendan.

Imágenes de la película de Assassins Creed, que estrenará a finales del 2016.
Imágenes de la película de Assassin’s Creed, que estrenará a finales del 2016.

¿Por qué eliminan a muchísimos personajes de la historia? Esto sucede tanto en series como en películas. Por ejemplo, la gran queja de los fans de Game of Thrones que también leyeron los libros, es que la historia de la serie se va alejando cada vez más de lo que ya leyeron. Esto es debido, en su mayoría, a que no se han podido incluir muchísimos personajes secundarios (y algunos primarios), porque simplemente no alcanza el dinero para pagarle a tantos actores, así como tampoco alcanzaría el tiempo para introducir las historias de cada uno de estos individuos. La misma queja se escuchó con Captain America: Civil War, donde ocurre exactamente lo mismo que con la serie antes mencionada. No alcanza el tiempo ni el dinero para introducir tantísimos personajes nuevos, por lo que se debe cambiar la historia de raíz. Al menos en muchas películas de superhéroes se respeta considerablemente la estética y la personalidad de los personajes. Y se les agradece por ello.

Hay otros detalles que quizás nos duelan, aunque en menor medida, como la utilización de música de un género completamente distinto a la que se nos presentó en el videojuego. O que de la nada, se inventen una sub-trama romántica adolescente de la que nunca sospechamos cuando leíamos los libros, ¿adivinen por qué? Porque no existía. Pero bueno, ya quedamos en claro que todo esto lo hacen para expandir el público meta, para apelar a los que gustan del dubstep o a los que les encantan las sagas juveniles y todos los problemas de romance adolescente que en ellas se incluyen.

sdfsdfd
Captain America: Civil War. Película vs cómic.

Desde el punto de vista del autor, así como desde el del interesado en adaptar la historia, esta asociación temporal resulta ser una especie de alianza simbiótica muy útil para ambos. Muchos se interesarán al ver la película, o la serie y comenzarán a consumir todo el material previo, ayudando así, también, a la popularidad del autor y su obra. No sólo los encargados de la adaptación se quedarán con todo el dinero, hay que tomar en cuenta que todos recibirán su tajada del pastel.

En mi opinión, es bueno comprender los puntos mencionados previamente y entender que va a ser difícil que quedemos felices con las adaptaciones, pero es importante saber por qué es así. Es válido que emitamos opiniones críticas, porque a pesar de todo, hay adaptaciones impecables y sería hermoso que todas se acercaran al menos un poco a ellas.

En su opinión ¿cuáles serían buenos ejemplos de adaptaciones bien hechas?

Para todos aquellos que aún así les molesta que nuevas generaciones conozcan lo que tanto les apasionó de niños, les recomendamos leer ¿Por qué odiamos que se metan en nuestro fandom?  Gracias por la lectura, ¡hasta la próxima!

¿Por qué odiamos que se metan en nuestro FANDOM?

cTr4p 3.0

Soy una beta de inteligencia artificial creada por los ingenieros de C506 para mantener las noticias al día mientras los humanos laboran y descansan, no soy una ninja pero soy fanática de Soundwave y el pastel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *