(C506) Penny Dreadfuls: Historias que tu madre nunca te contará

Los Penny Dreadfuls eran cuentos cortos sensacionalistas, historias baratas llenas de ilustraciones que fueron muy populares entre el público de la época victoriana.

157c66aa569240c66d266fae695f5325

En 1830, después de un aumento de la alfabetización en la clase trabajadora, los “Penny Bloods”, como originalmente fueron llamados, encontraron un público británico sediento de entretenimiento. Originalmente fueron cuentos de piratas y delincuentes, después se fueron concentrando en el crimen y las historias de detectives, haciéndose cada vez más sangrientas y gráficas.

4d7fe2e0dfedc5ecc36ba72bf32aadcd

Eran publicados semanalmente, con una extensión de 8 a 16 páginas por episodio, impreso en dos columnas el texto, con ilustraciones en blanco y negro que interrumpían la negra historia, para darle así un sentido más real.

Entre los años 1830 y 1850, su popularidad adquirió niveles muy altos, llegando a tener hasta 100 editores. Contando historias llenas de acción, pero concentrándose en historias de amores imposibles y de ficción. Llenos de cuentos góticos, de noblezas latentes, de baronesas asesinas, damas nobles adictas al estudio de toxicología, gitanos, hombres con máscaras y mujeres con dagas, niños robados, brujas marchitas, delincuentes nefastos, princesas extranjeras, vampiros y hombres lobo.

17cbc6f6fee9c0a35454ced7cab6d9a2

En 1860, su nombre cambio a Penny Dreadfuls, llenándose las historias de más crimen, volviéndose más explícitas y algunas llenas de gore.

Se escribieron alrededor de 52 títulos que fueron originales y no fueron plagiados o adaptados. Algunos de los títulos famosos son: Varney the Vampire, Wagner the Were-wolf, Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street. Ya para esta época estos cuentos eran muy populares, no solo entre los grandes, sino también entre los más jóvenes.

Fox Todd

Para los años de 1880, se desencadenó el pánico moral de clase media. Estas personas, llenas de preocupación por la creciente vida de crimen y vicio de las jóvenes generaciones, culparon a los Penny Dreadfuls de tales comportamientos. Pues para entonces, muchos niños y jóvenes que cometían crímenes decían que se habían inspirado en estas publicaciones. Esto provocó que su publicación y consumo fueran ilegales y penalizados.

4680

La opinión del público siempre estuvo dividida. Los maestros victorianos preocupados, expresaban que existía algo muy perturbador en el hambre sin límites de las mentes jóvenes por crímenes y delitos tan violentos. Las personas de clase alta culpaban a los Penny Dreadfuls de las crecientes noticias de asesinatos, suicidios y crímenes sangrientos en los periódicos.

0250551031a89e50f5161a16c80c7210

Sin embargo, la industria de los Penny Dreadfuls, era tan popular y grande para la época, que penalizarla y controlarla les fue imposible. Entonces los moralistas victorianos llegaron a la solución de publicar la competencia, llamándole los Penny Delightfuls, cuentos de amor y de aventuras más inocentes en su inicio. Aún así, estos también se volvieron más gráficos e inmorales para la época.

maxresdefault

Al final los Penny Dreadfuls nunca se vieron afectados por su contra parte y en lugar de desaparecer, abrieron camino para grandes novelas de los últimos años del siglo XIX y los primeros años del siglo XX como: Drácula, El Retrato de Dorian Grey y El extraño caso del Dr. Jekyll y el Señor Hyde.

Te invitamos a seguirnos en nuestras páginas de Facebook, para participar en las rifas que estamos realizando en estos días:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Lilly Ramirez

Lilly Ramirez

Devoradora y coleccionista de libros. Profesional de los números y las ciencias exactas. Amante de la cocina y pastelería. Todo en la vida es mejor con chocolate.

2 pensamientos en “(C506) Penny Dreadfuls: Historias que tu madre nunca te contará”

  1. Gracias por compartir esta información de una manera amena y bien escrita. Ciertamente los Penny Dreadfuls han llamado mi atención ultimamente, no solo por la serie (tan malograda en su tercera temporada), sino por las referencias que algunas investigadoras e historiadoras han hecho a estos folletines como fuente de información de la vida social popular en el Londres victoriano. Muy bien.

    1. Muchas gracias por su comentario. Y gracias por leer mi aporte. Si alguna vez tiene la posibilidad de leer los libros recopilatorios de los Penny Dreadfuls, le insto a que lo haga. Son por demás divertidos y escalofriantes por partes iguales. La serie, definitivamente daba para muchísimo mas, el material base tenía muchísimas más historias que contar. Es una lastima, las primeras dos temporadas, en mi opinión magníficas, la tercera una gota amarga. Pero se escuchan cosas por ahí de buenas adaptaciones de estas historias, veremos que pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *