destacada

(C506) Juegos de mesa: Lotus

Caminando por entre los pasillos de piedra áspera y que algunos le dirán de tendencia “rústica” pero que en realidad es por la pobreza de los habitantes, camino entre miles y miles de flores. Es noviembre en ciudad de Guatemala y como es costumbre hay que adornar las tumbas de los muertos (y comer fiambre… yum). El olor es tan embriagante en el sentido del olfato como el color en el sentido de la vista. Es noviembre en Guatemala porque huele a noviembre… Encuentro una tienda con unas muy bonitas manos de león y al buscar mi billetera: NO ESTA… y mi teléfono tampoco… blahhhhhhhhh…

Lotus_Box_ARTEntra entonces el juego de esta semana: Lotus. Un hermoso juego para 2 a 4 jugadores que es precisamente de armar flores. Y como en la introducción, tomaré un poco de tiempo para describirles las ilustraciones del juego; las cuales rivalizan incluso con las de Mascarade. El juego no viene más que con un mazo de carta para cada uno de los 4 jugadores posibles.

En estos mazos encontrarás pétalos de tus flores favoritas: Iris, prímulas, sakuras, lilis, y lotos. En tu turno podrás poner en un tableau comunal un pétalo único o 2 de una misma flor. Cada flor esta dibujada con la mayor cantidad de detalle y color como no había visto en largo tiempo y ciertamente no había visto en un juego de cartas. Los jugadores por turnos irán formando las diferentes flores intercalando cartas que van desplegándolas. Y si todo se terminara de esta manera sería todo… eh… un jardín de flores.

lotus4Lo malo es que este no es un juego de detenerse y oler las flores. El juego es uno de control de territorio y tiene un montón de interacción entre los jugadores. Algo así como cuando compras un bonito regalo para alguien y de alguna manera el gesto se convierte en una lucha de poder en donde el perdedor recibirá el castigo de la centuria.

En el juego tienes una mano de pétalos de las diferentes flores que hay. Cada flor se completa con diferente número de cartas, por ejemplo una lili se completa con 6 pétalos. Pero como todos pueden contribuir a la construcción de la flor, el que ponga el último pétalo: ¡Recibirá el punteo de la flor! ¿Ya ven porque digo que es un conflicto casi pasivo agresivo?

lotus5“Padre Alberto, ¿Tiene en realidad que poner los últimos 2 pétalos en la flor de loto? Yo estaba trabajando para ganar esos 7 puntos… ¿Eh? ¿Que el señor trabaja en formas misteriosas?”

Por sobre esto, cada pétalo tiene un símbolo que corresponde a cada jugador. Cada uno toma los más monos tokens que hayan visto en su vida. Hay luciérnagas, mariquitas, mariposas y orugas; estas aparecen en las cartas también y designan quién gana el control de la flor. Verán, no importa quién se gane la flor, el que tenga más iconos de insecto que le pertenezcan o tokens ganarán 5 puntos o un poder especial (estos dejo que los descubran por su cuenta).

Así, tenemos un juego increíblemente hermoso. Aquel que cuando lo pones en la mesa la gente llega a saber qué estas haciendo. Pero también tienes un juego que es bastante complejo y peor aún… no es siquiera una batalla a cuchillo dentro de una cabina telefónica: es una batalla a cuchillo en el jardín de tu casa cuando le dices a tus padres que estudiarás diseño gráfico. En otras palabras Lotus es un juego en donde podrás satisfacer tu deseo natural de tener un experiencia más compleja y al mismo tiempo satisfacer tu necesidad de conflicto.

lotus2Entonces,

Pro: Es un juego hermoso, en serio vale la pena incluirlo a tu colección. Es corto y profundo como para darte un poco de trabajo cerebral sin tener que agarrar camino al gabinete de las aspirinas.  Y no es tan caro, en Amazon lo puedes conseguir por US$ 23.00

Cons: Es un juego con bastante confrontación. Si no te gusta esta clase de interacción, como cuando te quitan tus juguetes o te patean tus cincos… creo que deberías evitar este juego.

lotus3Y bueno, eso fue todo. Yo soy Pablo Gordillo y escribo para el Collectible 506, felices festividades de noviembre, nos vemos la próxima semana.  No olvides seguirnos en redes sociales e informarte de las novedades del mundo geek: la Página de Facebook: C506, Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek, Twitter: C506 Latinoamérica y también puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

¡Ah! y si quieren seguir leyendo de tradiciones en otros países lean este artículo de tradiciones Japonesas, escrito por José David Lobo.

(C506) Ritos con los espíritus japoneses

Nací por el tiempo en donde la tierra estaba cubierta de poliéster y música disco, y así se puede decir que soy tan viejo como la sopa (eso debe ser: sopa Cambel). Después de una juventud totalmente apartada de los juegos de mesa cuando por fin llegué a la universidad me presentaron con esa droga que muchos de nosotros conocemos: Magic The Gathering. Y así, perdido en ese sub mundo de booster packs y nuevas ediciones pasé un par de años. Pero no hay cuerpo, y en especial no hay billetera que lo aguante. Entonces dejé el juego hasta hace 3 años, cuando volví a descubrirlo con los nuevos juegos de diseñador.
Los científicos dicen que el cerebro nunca olvida las adicciones y cuando encontré esta, el del Hobby de los juegos de mesa, me metí en él totalmente. Embriagado por sus encantos ahora escribo las noticias todos los lunes, tengo un blog donde escribo artículos acerca de juegos de mesa y me he dado con brazos abiertos al embate de la corriente del hobby.
Y bueno, si quieren algunas cosas más aburridas: Fui a la Universidad Rafael Landivar de Guatemala donde estudié Filosofía y Letras (aunque el verdadero título es al revés). Ahí empecé a escribir. Fui maestro de literatura e historia (en realidad daba clases de todo… hasta de mate…) para una escuela a la que atendían hijos de diplomáticos y demás personas que no podían atender a clases cotidianas. Ya sea porque viajaban mucho o porque eran problemáticos, nosotros los recibíamos y los hacíamos nuestros aprendices.
Últimamente me he convertido en profesor de inglés privado (más por necesidad que por vocación) y también he hecho una semi carrera escribiendo freelance para diferentes páginas en la red. Y bueno, veremos qué depara el destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *