the-punisher-skull-mask-1

(C506) Leamos: Punisher Born

Por encima de ver a un héroe, villano, o antihéroe consolidado en el tiempo; haciendo de las suyas protegiendo una ciudad o un planeta, o bien, ayudando a destruirlos, me encanta ver los motivos y los orígenes detrás de la inefable locura de sus acciones.

Decía William Shakespeare (uno de ellos, al menos):

“No existe nada malo ni bueno, es el pensamiento el que lo hace parecer así”

Y los cómics son excelentes herramientas para darnos un sentido crítico e invitarnos a explorar la subjetividad que conlleva la frase anteriormente mencionada. Por ejemplo, yo defiendo a un 100% las acciones del Sr. Frío. ¿Quieren saber por qué? Dense la vuelta por acá. Volviendo al tema, siento gran amor por las historias de Año Uno de DC. El nacimiento del irreverente Green Arrow, o del huérfano de Gótica, que hasta en la sopa nos sale en estos tiempos de popularidad.

Pero bueno, ¿a dónde quiero llegar con tanta cháchara? Como podrán haber deducido por el título, Punisher: Born representa el origen del Castigo. Un Frank Castle más joven, más vivo y talvez un poco más loco; se encuentra haciendo servicio por su país y repartiendo “libertad” en los diversos terrenos geográficos de Vietnam.

Sí, Vietnam, la única Guerra que Estados Unidos perdió. Dando su tercer tour por el país asiático (como si de un parque de atracciones se tratase) el futuro Punisher parece estar enamorado de la guerra, como uno de su mini escuadrón señala.

born_01_p06
Visita Estados Unidos antes de que ellos te visiten a ti…

Lo que nos lleva a pensar, ¿es Frank Castle un psicópata más, canalizando sus acciones en la guerra para dejar salir su sed de sangre? Todo depende de los ojos que lo vean. Lo que sí es una realidad para todos, es que Punisher: Born es un viaje sangriento, de tonalidad seria, sangre y muerte. Mucha, mucha muerte. Pues, yo como ávido lector (de casi cualquier cosa que se ponga en frente) nunca he sido testigo de un manejo de los horrores de la guerra tan excelso en un cómic, y creo que ninguna historieta que yo pudiere leer me hará cambiar de opinión. Como es característico del señor Garth Ennis, el gore y las escenas impactantes no tardan en hacerse ver. Para dar una idea, un ente extraño no quita nunca los ojos de Frank, y parece tener omnipotencia sobre las deplorables condiciones de lo que está sucediendo.

born_01_p09

Pero la representación de la caída moral y física de la Guerra no se reduce a las balas, los cuerpos por doquier o inclusive los bombardeos. A la gente del campamento los afecta un bajísimo estado de ánimo, y sus ganas de esparcir la “libertad” no se diferencian en las de un pez a salir a la superficie. El batallón se pasa el tiempo ingiriendo drogas, esperando.

¿Esperando qué?

Un poco de historia

El Batallón del Capitán Castle está próximo a partir de Vietnam, y él no está nada feliz por ello. Tal es su obsesión, que, en un acto premeditado, asesina al General que tenía como deber notificar la retirada del contubernium que el joven Punisher lideraba. Quería esperar, quería matar más. Inclusive a los suyos, sí, por raro que parezca, Castle también mató a uno de sus soldados.

¿Por qué? Simple, a raíz de un hecho atroz, quería castigarlo, algo que en el futuro llegó a caracterizarlo muy bien.

Dado al retraso de la evacuación, Frank sigue liderando pequeños ataques en la espesura de la jungla contra la guerrilla local del Viet Cong. Todas y cada una de sus acciones siendo vigilada, por algo. Hay una voz que habla a Frank en todo su tercer recorrido por el país asiático, y posiblemente haya sido así desde el primero. La voz lo guía a tientas en la oscuridad, busca justificar su masacre y le da a entender que es sólo un aliado más.

Debido a la terquedad de Castle por atacar las líneas de suministros, el Viet Cong realiza un ataque a gran escala sobre la pequeña base de operaciones de Frank, en la que, bajo un bombardeo intensivo y una superioridad numérica, todas las personas mueren.

Sí, el capitán Castle también murió esa noche. Esa noche, nació Punisher. Y éste, paga un enorme precio al crear su nueva identidad. La voz, el ente, ese algo que ya para esas alturas es un personaje más, es el encargado de dar a la imparable máquina de Castigo la resolución y las fuerzas necesarias para salir vivo de esa noche en el infierno, a cambio de responder afirmativamente a una simple declaración…

“Habrá un precio, pero nada es gratis. Sólo necesito que digas la palabra, puedo darte lo que siempre soñaste, una guerra que nunca termine, pero tienes que decir que sí”

¿Y qué sucedió después de haber dicho que sí? Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que véanlo ustedes mismos.

ayucruw

De vuelta en casa, Frank es recibido con honores por sus labores y servicio militar tan efectivo. La voz, lo contacta nuevamente, recordándole su pequeño trato, y así poniendo en marcha los hechos por los que un personaje de su calaña es tan mundialmente reconocido. Ahora sí, ¿quién era esa voz?

born_04_p21
Dije que habría un precio a cambio de tu guerra interminable, ¿lo recuerdas?…

Punisher: Born es emblema y testigo viviente de que la cantidad no siempre significa calidad. Al ser una historia breve (podría leerse en 30 minutos o menos, aproximadamente) pero cargada de impacto, a veces es bueno observar las raíces detalladamente para ver en lo que el árbol es capaz de convertirse. Como introducción al Punisher, no existe un igual para este cómic, y catalogado en muchos lugares del todopoderoso internet como la historia número uno de Frank Castle, la más excelente y la más perfecta; además de una excelente introducción a la serie MAX del 2004. Sin duda alguna, un ejemplar de esta historieta nunca dejará de verse bien en los eternos estantes de la gran memoria colectiva que todos los comiqueros compartimos con tanto cariño.

Para más contenido geek, visítanos en nuestras redes oficiales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

¿Vieron la última?

(C506) Se viene nueva serie de Spider-Man

 

 

Dilan Rojas

Dilan Rojas

Estudiante, escritor, amante de cómics, cine y videojuegos. Sobreviviente del USG Ishimura.

Facebook 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *