(C506) Juegos Abstractos

Hemos visto ya dos grandes clases en donde podemos agrupar juegos. Hoy disminuiremos el enfoque a una clase específica de juegos. Los juegos abstractos son aquellos que no pretenden tener tema (como el transporte público que ni si quiera pretende ser eficiente). Ejemplos de estos juegos son: El Ajedrez, El Go, Las Damas, etc.

goPero como todo en este fascinante mundo, los diseñadores vieron estos juegos y los han reconstruido (ellos tienen la tecnología). ¡Los han hecho mejores, más rápidos, más fuertes! (que comience la música del hombre biónico).

Y bueno, hoy 2 ejemplos de juegos abstractos.

HIVE

hiveOK, ¿Qué pasa si tienes las piezas de un juego de ajedrez, pero no tienes el tablero? Entra Hive, este es un juego para 2 personas. Fue diseñado por John Yianni como un juego sin tablero, en donde las piezas mismas construyeran el tablero.

El juego es simple, pero lleno de posibilidades estratégicas. En Hive los jugadores son los líderes de una colmena y quieren rodear e inmovilizar la reina del contrincante; quien lo haga primero: Gana.  Tiene solo tres reglas que cualquiera las puede recitar de memoria con una sola bocanada de aire. A ver… 1,2,3… DALE: “En hive puedes mover las piezas siguiendo las reglas de su figura, cada figura tiene una forma de moverse. No puedes separar la colmena, no puedes mover una pieza si está bloqueada”. *EXHALAR* uffff, jalé mucho aíre… *mareo, mareo*

hive2¡Entonces! Tienes varios tipos de insectos: Hormigas, abejas, saltamontes, arañas y otros bichos (alguien puede preguntar: ¿Cómo es posible que hormigas y abejas sean parte de la misma colmena? Y yo digo: eh… hmm… ¡No hagas preguntas inconvenientes!) Todos estos se mueven de diferente forma, la hormiga: puede moverse a cualquier lado sin romper la colmena. El saltamontes puede saltar en línea recta sobre cualquier pieza. Y así, les dejo de tarea investigar los demás.

Este es un juego muy entretenido, y si tienes a alguien que le guste el Ajedrez: No te puedes equivocar con este juego. Es rápido, muy mono y barato (algo que no se puede decir de muchos juegos).

Pero, ¿qué tal si no te gustan los juegos tan rápidos? ¿Qué tal si lo que quieres es una experiencia de desarrollar un tablero que al final te deje la sensación SEN de haber dibujado un Mándala…? (¡Silencio! Sí puede haber gente así…)

QUIRKLE

qwirkle1Diseñado por la incomparable Susan McKinley Ross, Quirkle es un juego que es una fusión entre dominó y scrabble.  Y ¿cómo es posible esta incomparable unión que ni siquiera un genetista alemán podría habérselo imaginado? Te diré, el diseño vino a la mente de Susan en un sueño (hehehe, me gusta contar esta historia).

En Quirkle tienes piezas cuadradas de color negro con símbolos de colores pintados encima. En tu turno pones una pieza y jalas una pieza. La condición para ponerlos es que tienen que unirse a los que ya están en la mesa y tienen que ser del mismo color y diferente forma o, de la misma forma, pero diferente color. Sumamente sencillo, la puntuación se hace tipo scrabble, en donde cuentas las columnas más las filas que lograste hacer.  Al final, quien tenga más puntos al acabarse las piezas: GANA.

qwirkleEste juego es sinceramente magnífico. Ganó el premio de la crítica alemana cuando salió en ese país. El Spiel des Jahres es el equivalente a los Óscar para las películas. Y les diré por qué este premio es importante en otro artículo (sí es que duro lo suficiente).

En fin, estos dos juegos son increíbles si lo que quieres es algo que te agilice la mente. Dioses, y hay tantos juegos abstractos de que hablar, si quieren saber más pregúntenme en los comentarios acá abajo.

¡Ah! Y si quieres escuchar un poco de música abstracta mientras juegas tus juegos abstractos, lee el artículo Vaporwave, de Paulino Valdelomar.

Este fue Pablo Gordillo reportando para C506.  Recuerden seguirnos en nuestra página de Facebook C506 Latinoamérica, C506- Comunidad Geek. Y suscribirse a nuestro canal de canal de Youtube.

(C506) Hablemos: Música (Vaporwave)

Nací por el tiempo en donde la tierra estaba cubierta de poliéster y música disco, y así se puede decir que soy tan viejo como la sopa (eso debe ser: sopa Cambel). Después de una juventud totalmente apartada de los juegos de mesa cuando por fin llegué a la universidad me presentaron con esa droga que muchos de nosotros conocemos: Magic The Gathering. Y así, perdido en ese sub mundo de booster packs y nuevas ediciones pasé un par de años. Pero no hay cuerpo, y en especial no hay billetera que lo aguante. Entonces dejé el juego hasta hace 3 años, cuando volví a descubrirlo con los nuevos juegos de diseñador.
Los científicos dicen que el cerebro nunca olvida las adicciones y cuando encontré esta, el del Hobby de los juegos de mesa, me metí en él totalmente. Embriagado por sus encantos ahora escribo las noticias todos los lunes, tengo un blog donde escribo artículos acerca de juegos de mesa y me he dado con brazos abiertos al embate de la corriente del hobby.
Y bueno, si quieren algunas cosas más aburridas: Fui a la Universidad Rafael Landivar de Guatemala donde estudié Filosofía y Letras (aunque el verdadero título es al revés). Ahí empecé a escribir. Fui maestro de literatura e historia (en realidad daba clases de todo… hasta de mate…) para una escuela a la que atendían hijos de diplomáticos y demás personas que no podían atender a clases cotidianas. Ya sea porque viajaban mucho o porque eran problemáticos, nosotros los recibíamos y los hacíamos nuestros aprendices.
Últimamente me he convertido en profesor de inglés privado (más por necesidad que por vocación) y también he hecho una semi carrera escribiendo freelance para diferentes páginas en la red. Y bueno, veremos qué depara el destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *