(C506) Joyas Olvidadas: The Punisher (Videojuego de 2005)

Cuando uno se pone en la piel de un personaje de la calaña de Frank Castle, no basta con estar enojado. Hay que ser voraz, mortífero, hay que hacer esas cosas que hacen que la frase de jugar sucio sea un jueguito de niños, que sean cosas como esta los muchos niveles en la escalera eterna que lleva del Castigo, al Infierno.

Frank sabe esto a la perfección.

ma9vxp5
Ah sí, dime algo que no sepa.

Castle no cree que al matar a un asesino en el mundo, el número de asesinos queda igual. Castle va por números grandes, ligas mayores. Y este comic demuestra que nada puede detenerlo cuando se ciñe tercamente en una misión, por más suicida, arriesgada y loca que esta pudiere llegar a ser.

Bueno bueno, ¿y por qué estamos hablando de Welcome Back, Frank? Sencillo, pues la película del 2004 (que es buena, pero a la vez no. Como andarse por una carretera libre de tráfico matutino, pero no libre de huecos cada 200 metros) basada en este personaje, toma una que otra inspiración de esta violenta y brillante obra del legendario Garth Ennis. A su vez, el juego también. Pero no se preocupen, si odiaron la película del 2000, el juego la supera en varios aspectos.

… ¿estoy jugando Max Payne de nuevo?

No, para nada. Así como cuando juegas Assassin’s Creed, no estás jugando GTA solo porque comparten el mundo abierto. The Punisher, es un juego de disparos en tercera persona, sí, pero hay muchas variables en la jugabilidad que lo vuelven un copito de nieve único y especial.

the-punisher-17

Mjm. Como pueden ver, su apartado gráfico es aquel típico de la primera media década del 2000, con las limitaciones conocidas de la época. Acostumbrados como estamos a juegos impresionantes, a algunos les dejará un sinsabor ver estos parajes en un videojuego. A mí, no. Para que solo hayan pasado 11 años, la realidad de sentirse anacrónico al jugar de nuevo una entrega como esta, se encuentra muy presente.

La música va desde el funky propio de los juegos de acción, hasta -mis favoritos- diversos arreglos de música clásica y ópera, que si bien es cierto pueden llegar a ser ignorados, mi opinión dice que calzaba a la perfección. No sé que rayos tiene la música clásica que lo hace pensar a uno en matar a alguien. Frank siente esto mismo.

maxresdefault-1

Aquí.

fa04790aed64a56e2010f0fefdf810abdb4895e8-jpg__0x529_q85_upscale

Aquí.

252003406

O aquí.

Carajo, si se abre de nuevo la brecha entre los multiversos, The Spectre estaría orgulloso.

The Punisher es el mejor a la hora de castigar. Algunas escenas de muerte y tortura son tan brutales, que tuvieron que poner un filtro en blanco y negro mientras el gore sucedía -:(- y aún así, el juego tuvo la fama (¿o infamia?) de que en su tiempo, recalcó por ser el único videojuego considerado exclusivamente para adultos, según la ESRB.

Hablando de violencia gráfica…

Esto se debe, precisamente, a las múltiples formas de acabar con los enemigos que tiene nuestro personaje, este imparable ente de Castigo. El arsenal es variado, contamos con una cantidad soberbia de armas a nuestra disposición, que van desde rifles de asalto, francotiradores, fusiles, pistolas, mágnums, subfusiles y lanzallamas. El juego es todo un campo de juego en donde Frank sale a hacer eso que infunde tanto terror en los mundos bajos y altos de los criminales. En el videojuego, hasta algunos criminales saben esto, y se cagan de miedo cuando ven que el gran tipo con la calavera en el pecho va tras ellos.

¿Y cómo no estarlo? Si logramos acercarnos lo suficiente a algún matoncito de estos, siempre está posible la opción de interrogarlos para conseguir información -y un ápice de puntos de vida- o usarlos de escudo humano. Auch.

Dichas interrogaciones, son en donde el juego gana su muy bien merecida fama. Se guía por una especie de balanza, la estiras demasiado, y haces que el tipo estire la pata. La estiras poco, y haces que el tipo no colabore. Es una dinámica de juego que cuesta un poco de entenderse bien del todo (creo que aún no la comprendo a la perfección) pero que a la hora de volverse familiar, se vuelve una herramienta tan cotidiana como las balas.

Respecto a las animaciones de dichas torturas, estas hacen a Castle llevar a cabo los métodos más brutales, poco ortodoxos y hasta cómicos, que se le puedan venir en mente para hacer que los amiguitos se animen a compartir sus secretos. A esto, el juego llama quebrar a un enemigo, cuando desembucha toda la información, te dice las coordenadas secretas de un potente reequipamiento de armas y munición, implora por su vida o hace algún comentario, con alguna frase que hace a Frank recordar su estrés post-traumático.

-Por favor, ¡voy a ser padre!

No, no lo serás.

O mi favorito (que, sorprendentemente, solo lo dijo uno de los malhechores del juego al quebrarlo.)

-¡Es mi cumpleaños!

-El último.

Bang. Me encantó que solo uno lo haya dicho. Esto pone en evidencia otro añadido del producto: aunque sea un poco repetitivo, sabe contener su toque original y busca meternos en la piel del personaje, por encima de solo tener un nombre por licencia y mercadeo.

Asimismo, cada nivel cuenta con un puntaje. Sé una especie de justiciero y será elevado. O mejor aún, sea un asesino sin escrúpulos y hará que el puntaje baje. Fallando interrogaciones era lo que más me bajaba en la experiencia de juego. Pero, carajo, unos puntos menos no son nada, si la vista se nos baña con esto:

7572915-the-punisher-xbox-screenshot-4-1

Historieta en 3D

Como se hubo mencionado antes, el juego toma mucho del arco de Welcome Back, Frank del 2000 (si les dieran una moneda por cada vez que se ha puesto 2000 en este artículo, ya serían millonarios) y las constantes masacres de Frank lo llevan desde simples traficadores de poca monta, hasta cabecillas del submundo como Kingpin, Ma Gnucci y hasta Bullseye.

Sí, Bullseye aparece. No solo él, también Black Widow, Nick Fury, Iron Man y Daredevil -más bien, Matt Murdock-, entre otros. A algunos les gustarán estos encuentros, en lo personal, a mí no tanto. Y tal como crecen los enfrentamientos, crece el campo de batalla también, y lo que antes eran almacenes abandonados llenos de junkies drogadictos, pasaron a ser edificios, hangares, bases clandestinas de la Yakuza y la mafia rusa, hasta la Torre Stark.

La historia es contada en retrospectiva, donde nuestro protagonista es interrogado por los dos jefes de policía nuevos, esos que quedan al final de Welcome Back Frank (¿alguna referencia más?) y tras flashbacks, selección de arsenal y uno que otro upgrade, el cual adquirimos con el puntaje que se señaló arriba; Frank Castle se tira a la guerra a su cruzada, a su vida y a su perdición.

The Punisher es una experiencia divertida, con misiones interesantes y un diálogo dinámico. A diferencia de muchos shooters en tercera persona, este contiene un diálogo fuerte y una historia que nos hace constar que verdaderamente hay una razón para estar donde estamos, para que, este nivel venga después de este otro anterior, y así. Con una serie de niveles lineales, música característica y al menos diez millones de disparos por sesión; es obvio que puede llegar a cansar. Sin embargo, también puede llegar a extrañarse mucho. Para un fan del comic, jugar -o haber jugado- a The Punisher es una experiencia grata, o un antiguo amigo que nos saluda con amor desde las generaciones pasadas… Este juego nos pone como vigilantes de gatillo alegre, y nos muestra la brutalidad del Punisher, su verdadera esencia. Ah, es bueno estar de vuelta, bienvenido otra vez, Frank Castle.

Y tú, querido lector, ¿estás preparado para castigar? Date la vuelta por nuestras redes oficiales y comparte tu opinión de este bello juego:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Para los amantes del coleccionismo, recomiendo:

(C506) Dopamina y el por qué coleccionamos

Dilan Rojas

Dilan Rojas

Estudiante, escritor, amante de cómics, cine y videojuegos. Sobreviviente del USG Ishimura.

Facebook 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *