GalleryComics_V_1900x900_20131218_Fables_v19_52b0b38924d622.26293936

(C506) Fables, un comic diferente

Era inicio de año, Steam daba ofertas estúpidas, así que hice algo completamente justificable: compré una bonita serie de videojuegos.

En algún escondrijo de la biblioteca está BioShock, el primero de la saga que nunca he jugado. Al igual que Mass Effect, quizás les llegará su momento. Sin embargo, lo que más me llamó la atención del gasto innecesario de dinero en ofertas que hice, fue que la conocida Telltale Games tenía unos deliciosos descuentos.

Yo había jugado la temporada 1 y 2 de Walking Dead y la verdad me gustaron mucho. No fue lo que esperaba, esperaba una historia más controlada por mis decisiones, (al estilo de que, si me saco un moco o no, al final moriría) mas aun así, no es un mal videojuego ni una mala historia. Y sí, si acaso jugaron la primera temporada, déjenme decirles que yo también lloré como un niño al que le pegan con un martillo. Pensé en jugarlos de nuevo, irme por caminos diferentes, enriquecer sus múltiples ramas y así. Quizás les llegará su momento, de nuevo.

Pero la razón por la que escribo este artículo es debido a una gran historia que Telltale creó y Steam me ofreció de una forma innegable: The Wolf Among Us. Parecía una serie interactiva. Me cautivó más desde el principio, me dio un sentido de curiosidad muy grande por las decisiones a tomar. Lo terminé bastante rápido.

Hacía frío, hambre, ya había terminado el videojuego y fuera de eso no había demasiado que hacer. Así que, pensé, (mientras me abrigaba y preparaba café) démosle una oportunidad al cómic en el que se basa el videojuego. Quería alejarme de Oliver Queen, de Superman, de Punisher. Quería algo nuevo y bueno. Y carajo, lo fue y por mucho.

Cuentos, cuentos y más cuentos.

De las mejores cosas con que el comic de Bill Willingham cuenta, es el uso de sus personajes. Todos los conocemos, todos sabemos sus historias, todos sabemos sus principios y finales. Los personajes de fábulas no tienen derechos de autor (perdón hermanos Grimm) y el comic explota esto con sumo interés.

Desde sus primeras páginas, la historia tira abruptamente a varios personajes famosos con menciones y apariciones muy variadas. MUY variadas (van desde la leyenda del Jinete Sin Cabeza hasta el Príncipe Azul) y sin mostrar un protagonista claro. Pero esto verá su pronta respuesta luego, cuando conocemos finalmente a los dueños de la historia, pero que, a diferencia de otros, no se roban el show. Fables es como un enorme pastel en el que cada parte toma un trozo pequeño, volviéndolo así una experiencia deliciosa para el lector.

El manejo de subtramas, así como los varios “¿qué pasó con…?” hacen que el cómic dé un seguimiento interesante a los conocidos finales de las populares historias. Poniendo un ejemplo: Pinocho está grande de edad, mas no de cuerpo. Dice que quiere beber mucho, es más fácil verlo sin pantalones que sin un cigarro en la boca, y no le haría asquitos a pasar su tiempo en clubes nocturnos. Para su desgracia, todos lo ven como un niño.

Pinocchio
“Tengo más de 3 siglos de edad, y aún no he pasado la pubertad. Quiero crecer, quiero que me bajen las bolas, quiero tener sexo.”

El Príncipe Azul también es verdaderamente encantador. Un vividor, que a costa de su buen parecido se aprovecha desde pobres jóvenes, hasta elevados puestos de jerarquía entre los suyos. Siguiendo la línea, el troll de debajo del puente ahora guarda otro icónico lugar: el edificio de apartamentos de Ciudad Fábula. La mayoría del tiempo está dormido, el muy cabrón.

Hombre Lobo en Brooklyn.

Las tierras de las fábulas se vieron atormentadas por un monarca terrible, a quien se lo conoce como El Adversario. Las fábulas, en busca de un mejor vivir, se trasladan a un suburbio de Brooklyn, lo rebautizan como Ciudad Fábula y evaden sus formas reales (a medida de lo posible) con la magia. Ahora, Bella y Bestia son una pareja de mediana edad, con los típicos problemas estadounidenses y con grandes secretos que ocultar. Hasta su Rosa parece diferente, pobre.

Beast-Beauty-Fables-Comics-h1
¿La maldición otra vez? Parece que a Bestia le están poniendo “cuernos” Ja, Ja.

Aquellos que no pueden cambiar sus formas que a los humanos le parecerían extrañas, son enviados a la Granja, segundo residencial de Ciudad Fábula y del que cosas horribles se cuentan. Gigantes, gnomos, animales parlanchines y escorias míticas viven ahí.

El sheriff es nada más y nada menos que el Lobo Feroz, uno de los personajes principales, quien bajo un hechizo de licantropía cuenta con cierto control de sus dos fases: detective y depredador descomunal devorador de abuelitas, soplador de casas de paja y apetito por piedras. En el comic, Bigby Wolf tiene uno de los típicos trajes de detectives norteamericanos, no deja de fumar nunca (ya que su elevadísimo sentido del olfato lo volvería loco si siempre estuviese expuesto al tedioso tejemaneje neoyorquino) y está profundamente enamorado de la bella Blanca Nieves, quien toma el rol en Ciudad Fábula como asistente del alcalde. A Bigby lo ven con malos ojos siempre, pocas veces es bienvenido y parece que la gente olvidó que se le brindó amnistía cuando todos huyeron de las garras del Adversario. Él es más un solitario que otra cosa y se muestra anuente a la botella. Whisky, preferiblemente.

Bigby-Wolf
Eso podría rasparle la garganta un poco, señor Lobo.

Sin embargo, todas las cosas lo involucran en un momento a otro a él. Y esto es fundamental, ya que todo cuento (Ja, Ja) cambia con su sarcasmo y su resolución de problemas… Diferente digamos.

Un árbol de muchas ramas.

La historia nos lleva por múltiples altibajos en la vida de los personajes, varias historias separadas y una especie de “relleno” de vez en cuando, pero uno muy bueno. El que más me gustó de estas historias discontinuas a la línea principal, fue en el que uno de los personajes engaña al mismísimo demonio, y de paso, le quita la virginidad a una mujer en su lecho y acaba dándole un “respiro” a la Muerte, quien se lo agradece con gran entusiasmo.

Iss11_Death
Miren esa cara de muerto, no ha tenido un día libre en siglos.

Las muchas situaciones variadas en las que los miembros de Ciudad Fábula luchan por vivir día a día me ha llegado a entretener bastante. Está demás decir que es un comic muy recomendable, con momentos emotivos, divertidos e intensos. Fables es una propuesta diferente. Un comic al que no estamos acostumbrados. Como toda novela gráfica que busque durar, cuenta con cliffhangers y más cosas con que los lectores estamos familiarizados; pero es su manejo de las situaciones y su balanza perfecta entre acción e historia lo que me mantuvo enganchado hasta leer la última página, la cual aún no ha sido emitida, para mi desgracia. Así que, en estos momentos, continuaré con la bella oferta de Telltale en Steam, esta vez le toca a su aproximación a la multimillonaria serie de la que todos hablan y si no la ha visto usted, considérese un espécimen en peligro de extinción: Game of Thrones. Cabe destacar que, nunca he visto la serie tampoco. Pero bueno, quien sabe. Quizás, le llegará su momento.

Si el geek interior no ha quedado satisfecho, puedes vistarnos en:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506 – Comunidad Geek

También recuerda suscribirte a nuestro Canal de Youtube.

Y si quieres leer algo diferente, te recomiendo:

(C506) Hablemos:Música (Nintendocore)

Dilan Rojas

Dilan Rojas

Estudiante, escritor, amante de cómics, cine y videojuegos. Sobreviviente del USG Ishimura.

Facebook 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *