cthulhu_rises_by_silberius-d7mlm8d

(C506) El horror cósmico “La llamada de Cthulhu”

Esta es la tercera parte de una serie de tres reseñas sobre las obras H.P. Lovecraft, y que la que quizás sea su obra más emblemática para cerrar el ciclo.

Me refiero a “El llamado Chthulhu”, una obra escrita en 1926 y publicada en 1928 dividida en tres relatos.

18782-cthulhu-in-the-ocean-1280x800-fantasy-wallpaper

El primero que consiste en una serie de sueños, registrados por el tío abuelo del protagonista, y tenidos por un joven que afirma soñar con un ser gigantesco ser que habita en una gran ciudad, llamada R’lyeh, sumergida de ángulos y formas que escapan a la lógica, y en estos sueños se anuncia que esta criatura está próxima a despertar.

La segunda parte de la historia se refiere al descubrimiento del culto de Chutlhu, que el narrador describe como más salvaje y sanguinario en sus rituales, que los ritos del vudú. Ellos adoran a un ser que afirman que se encuentra dormido en las profundidades del océano pacífico en la antigua ciudad sumergida de R’lyeh, en donde, según el relato, los mismos cantos que lo mantienen inmóvil evitan que se corrompa.

c009e3e3414af998272445db2e626fe0

De hecho se nos dice que Cthulhu está muerto, pero que para un ser de su naturaleza la muerte no es algo permanente, y que mediante su influencia sobre los sueños está buscando que alguien le invoque en el momento en que las estrellas sean propicias para así poder emerger y adueñarse de la Tierra, haciendo que todos sus habitantes le adoren como ocurría en un pasado distante antes de la existencia de la humanidad.

a19

Y, finalmente, la tercera parte habla de unos marinos que presencian el surgimiento de R’lyeh, así como la abertura de la prisión/tumba de Cthulhu en medio de una densa humareda, los marinos arrojan su propio barco contra el cuerpo del gigantesco monstruo, provocando  en un último acto desesperado, que aparentemente el monstruo regrese a su prisión/tumba, sumergiéndose de nuevo en el océano donde esperaría al tiempo en que las estrellas volvieran a ser propicias para poder gobernar la Tierra.

1239025312_354_jovenes-estrellas

De las obras de Lovecraft, quizás esta sea la que mejor logra colocarnos en los zapatos del protagonista y transmitirnos la sensación de que, si pudiéramos ver el cuadro completo de la historia y conectar todas la piezas, como de hecho lo hace el protagonista, nos encontraríamos ante una realidad demasiado terrible y veríamos que nuestro mundo se encuentra sobre una frágil capa de normalidad que puede ser resquebrajada en cualquier momento, y que lo único que impide que nos encontremos en un constante estado de angustia por ese hecho, es nuestra incapacidad para conectar todas las piezas y ver la realidad tal como es.

5b1d071c622d3bb26b6c26a80d80534e

No es extraño que Lovecraft tenga esta perspectiva del mundo y es que, después de todo, él era un nihilista y por lo tanto creía que la vida no tenía ningún propósito ni sentido, lo cual se refleja marcadamente en su obra, a lo cual contribuyó  que (según ciertos críticos), cuando era un niño presenció la enfermedad mental de su madre y eso le hizo crecer con un profundo temor a la locura y la sensación de que el universo es gobernado por el caos, temor que transmite al lector en prácticamente todas sus obras y constituye uno de los elementos principales de esta.  De hecho el aspecto más terrible de Chthulhu, así como de los dioses exteriores y de otras entidades de Lovecraft, no es su capacidad física para infligir destrucción, sino su capacidad para destruir la cordura de los seres humanos  tornándolos seres violentos e irracionales y hacer que, en cierto sentido, pierdan su humanidad.

46983325-cthulhu-wallpaper

Esta historia en particular, dio paso a una serie de relatos conocidos genéricamente como “Los mitos de Cthulhu”, los cuales fueron continuados por escritores allegados a Lovecraft y dieron paso a una gran obra que se extendió a través de los años, dando paso a lo que conocemos como el genero del horror cósmico, el cual ha tenido un profundo impacto en la cultura moderna.

libro-nov11

Y aunque este personaje es un ser ficticio, las circunstancias que lo inspiraron no lo son, y hemos de reconocer que tiene un paralelo en la realidad, me refiero a los distintos medios de manipulación, que quienes han estado en el poder han utilizado a lo largo de la historia para llevar a gente común a cometer actos malvados en su nombre, conduciéndoles al temor y anulando su razón por medio de mentiras y medias verdades. Estos sistemas son el Cthulhu del mundo real para muchos que han vivido sus nefastas consecuencias.

51-untruths-from-television

Sin embargo, esto no tiene que ser así, nadie puede despojar de su humanidad a una persona consciente que piensa y examina antes de dar algo por cierto, que no se deja llevar por la opinión de la mayoría, sino que piensa adecuadamente las cosas antes de llegar a una conclusión. Estas personas son realmente libres.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a que leas la quizás segunda parte de esta serie:

(C506) El horror cósmico “El Color que Cayó del Cielo” por H.P. Lovecraft

Ernesto Bailey Ovando

3 pensamientos en “(C506) El horror cósmico “La llamada de Cthulhu””

  1. He leido ya varias reseñas de Ernesto Carlos y realmente me deja sorprendida la forma tan fluída de su escrito, en el cuál aborda magistralmente el relato del cuento, su aparente interpretación y la reflexión personal de Ernesto en donde hábilmente hilvana la ficción con la realidad de la naturaleza humana. Sus escritos me atrapan de principio a fin.

  2. Excelente análisis de la obra de Lovecraft, en lo personal; el Innombrable ha sido uno de los personajes que más me ha intrigado, no solo por su origen sino por su capacidad de hacer que las personas pierdan su cordura.

  3. una forma interesante de convocar al personaje mítico, para hacer de él una analogía con el espantoso poder de los tentáculos de los medios de deformación masiva… la conclusión… ellos hacen de nosotros, por la vía del terror o la sumisión, lo que nosotros dejamos que quieran… el antídoto: pensamiento crítico. buen artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *