a8c8b361d7886797efdb7560326c1867_large

(C506) Cuentos cortos: “Ruri338”

Lluvioso y obscuro atardecer en la sección 18 del centro industrial de Calibdris. Las gotas constantes con su sonido característico y apacible, caen sobre los techos de metal y las calles ya de por sí inundadas, apagando el de las múltiples y ruidosas fábricas que allí se encuentran. Dentro de una de estas anónimas factorías se gestionan las últimas actualizaciones en ingeniería genética y biotecnologías aplicadas, correspondientes a la serie en producción aquel borrascoso día.

imagen-1
El sonido hidráulico de la maquinaria y el ruido de motores eléctricos saturan la planta de producción. En la industria robótica, las labores humanas eran escasas, se centraban esencialmente en aspectos técnicos e ingenieriles, acciones limitadas a zonas específicas de la planta, algunos se ocupaban del manejo de maquinarias guiadas, otros, en planeamientos y administración empresarial. En las áreas de trabajo, las líneas de producción aglomeraban una multitud de androides empacadores, vehículos  guiados, robots de servicios varios, ensambladores en línea y demás. Toda esa afluencia de aparatos llenaban las salas de movimientos y destellos luminosos, de sonidos eléctricos, del chillar del aire comprimido y el crujir inconfundible de partes mecánicas.

Allí, entre genética y robótica, ingenierías y herramientas, cables y soldadores, nació Ruri338. Quinientos modelos R se lanzaron aquel año al mercado, entre ellos, la número trescientos treinta y ocho.

fgsd

Mirando por la ventana de aquel habitáculo, la mujer androide peina su cabello. Desde allí, observa los reflejos de las luces citadinas con coloridos tonos neón sobre las sombrías edificaciones, una espesa niebla permanece suspendida sobre la vibrante ciudad, dándole un aspecto frío y sobrecogedor, pero con una animosidad desbordante.

a8c8b361d7886797efdb7560326c1867_large

Los ojos de la autómata brillan intensos, observando el trajinar mundano bajo sus pies, detrás del inmenso ventanal; abajo, las calles y avenidas de Calibdris se perciben ruidosas y violentas, pero ella, pareciera estar maquinando algo, examinando algo…

No obstante el conocimiento de que: toda acción de Ruri338 es programada y manejada por su inteligencia artificial, se podría pensar que planea una acción fuera de su programación…

De pronto, un aviso en binario aparece delante de ella en sus sistemas visuales con el título “Descargando protocolo de programación”. Religiones y creencias del Hombre, la nueva actualización había sido instalada y fue entonces cuando una idea surgió en ella… “estos humanos que son mis creadores, también son destructores a la vez, entonces, como su creación, ¿deberé ser destructora y creadora a la vez?” Inesperadamente en su memoria, un dato antecedente, ¿un recuerdo?, se preguntó confundida, si eso era posible… creo que así los llaman -se dijo-.

Y recordó un momento presenciado hacía tiempo. Estando frente a ella, en la tienda de abastos, un hombre le hablaba a su mujer acerca de un sueño que tuvo, en el sueño, un perro era devorado por una serpiente, mientras él, era conducido a lo largo de un túnel obscuro, hacia una luz divinal, entonces una voz, proveniente de aquella luz habló… y dijo:

“Mal alimentas a mis hijos con insolencia”.

La visión de aquel sueño descrito por el hombre en la tienda, de alguna manera y sin saber porque, se plasmó en la memoria de Ruri338 como si lo hubiese vivido ella, pudo observar la inmensa serpiente engullendo su alimento canino, al desesperado gozque tratando de huir infructuosamente… el obscuro pasaje por donde era conducida y la misteriosa luz parlante.

03ae1f4617cc9031b2b2ecd3f4f521d6

Baby Love observa detrás de la puerta, sin aviso alguno la abre,  Ruri338 la mira inalterada, inexpresiva, sus delicadas facciones en un rostro fino y sus ojos orientales de un negro profundo la observan casi desafiantes, por un momento Baby Love se siente confundida, pero la androide mueve su negra cabellera y adquiere una mirada dulce y conciliadora.

Hola preciosa, has tardado, te extrañé… -dijo-

Baby Love cerró la puerta detrás de sí, sus verdes ojos brillaban ansiosos.

Sonriente dijo “Yo también te extrañé”

Tomaron unas copas de licor de Abissinia, seguidamente dijo la androide con su voz sensual: “el baño espera”.

Besos apasionados se sucedieron, jadeos y quejidos, mientras sus labios se llenaban de deseo.

Ahora desnudas, en el baño húmedo y vaporoso se internan en sus lujuriosos actos, en sus latidos, en sus orgasmos, en sus cuerpos cálidos y vivaces…

Luego yacieron juntas en el lecho hasta casi el amanecer.

Las horas transcurrieron como en un sueño etéreo… de pronto, ruidosas botas militares se escuchan presurosas en la calzada, el jaleo exterior activa los sentidos de Ruri338 quien se incorpora y da aviso a su dueña momentánea.

¡Alerta! Acción militar, dijo una voz predeterminada que salió de ella involuntariamente, Baby Love tomó su arma de entre la ropa esparcida en el suelo, desnuda corrió y se cubrió detrás del marco de la puerta.

En una escena que parece suspendida en el tiempo, un lapso, luego un silencio siniestro como el que precede a la tormenta. En la planta inferior se escuchan gritos, el hombre atormentado que se encontraba bebiendo, abre la puerta sin salir de su trance alcohólico, y se enfrenta a la milicia que irrumpe en el lugar, en segundos es abatido, con sendos disparos al pecho y cabeza. Las botas resuenan en las escaleras. Las demás habitaciones son violadas, las personas que allí se encuentran son arrestadas y los que se resisten son ultimados.

soldados

Baby Love sabe lo que les espera. Sin percatarse, una explosión derriba la puerta, la mujer termina contra la pared contraria, esquirlas rompen su piel desnuda, aturdida y adolorida intenta recoger el arma que voló de sus manos, Ruri338 que había dado con un escritorio en la explosión permanece de rodillas, inmóvil, junto al mencionado buró, solo observando. Las balas impactan las paredes, pasando tan cerca de la androide que cortan algunos de sus cabellos. Al fin, la mujer humana toma su ansiada arma, y apunta hacia el hoyo donde estuvo antes la puerta, un soldado asoma y Baby Love le impacta en el ojo izquierdo, el cuerpo cae pesadamente obstruyendo el paso, los demás soldados disparan con ráfagas de fuego intenso. Ambas féminas se cubren en el cuarto de baño, las balas destrozan todo cuanto encuentran a su paso, luego una pausa. Las mujeres esperan en silencio dentro, los latidos del corazón de Baby Love se aceleran. Dos soldados entran con gran sigilo en la habitación, uno va directo al cuarto de abluciones, aparece en la puerta y la hembra humana le destroza la mitad de cuello con una bala certera, el otro, quien se encontraba al lado del ventanal, se da vuelta, pero Baby Love le dispara en la pierna y este cae rodilla al piso, otro hombre se acerca por la pared en dirección al cuarto de aseo y como un destello, en un instante, los disparos resplandecen dentro del obscuro cuchitril y van a dar contra el cuerpo desnudo de Baby Love, las ráfagas atraviesan la tersa piel de la chica, tibias gotas de sangre salpican el rostro juvenil de Ruri338 que permanece de rodillas junto a ella. Tres balas en el centro del pecho destrozan su columna, otros dos en su estómago y pierna le rematan. La androide, inexpresiva, mira los ojos de Baby Love, que poco a poco comienzan a extinguirse, Baby Love lentamente deja de moverse, un charco de sangre empieza a recorrer el piso del sanitario. Su última mirada fue hacia esa a la que amó tanto y ahora su vida, se le escapa.

Los soldados ven a Ruri338 en silencio, desarmada y arrodillada, notan el tatuaje en el pecho que identifica a los androides recreacionales, por lo que no disparan. Los hombres entran al cuarto de baño la toman del brazo y la examinan.

Oh una androide tipo R -dijo uno- estas son valiosas, tal vez nos den buen dinero por ella.

El comandante del batallón se hizo presente y dijo ¡Al vehículo! Ya le tengo venta –- Mientras la manosea.

¡Que nadie la toque! -gritó el militar corrupto- a la soldadesca.

Se marcharon llevándose su botín de guerra.

soldado-militar-5989

El cuerpo inerte de Baby Love quedó abandonado junto con los demás ejecutados esa madrugada en aquel complejo habitacional, mientras el sol salía de su sueño, las aves mañaneras comenzaron su canto, y los primeros rayos calentaban la ciudad, una alerta se escuchó en aquel indigno lecho de muerte, una alarma que daba aviso del deceso, un aviso desde antes previsto, para corregir una acción desde antes predicha.

Continuará…

León Bonet

Para más contenido geek, visítanos en:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506 – Comunidad Geek

Canal de Youtube: C506 Latinoamérica

Twitter: C506 Latinoamérica

También estamos en Instagram y Snapchat.  Mientras tanto, vean este artículo:

(C506) Película live-action de Fullmetal Alchemist estrena su primer trailer

Leonardo Bonet

Leonardo Bonet

Escritor de ficción, ciencia ficción, futurismo, terror,horror, jugador de palabras, el fantasma en una coma.

Facebook Twitter Google+ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *