(C506) Cómo no funciona el cerebro

Es usual ver listas de errores sobre concepciones del cerebro… podría mencionar algunas rápidamente, típicos malentendidos son, por ejemplo: que el hemisferio izquierdo es lógico y que el derecho es artístico (podría remitirlos a literatura especializada, pero este público es más de gente curiosa que neurocientíficos, así que les recomendaré los videos de Michael Gazzaniga sobre especialización hemisférica).

brain

Pero no se acaban ahí, particularmente hay un error extendido en la concepción que llaman “balance químico”,  donde el encéfalo tiene que estar en un balance de dos sustancias, a veces se dignan ponerle nombre y las llaman serotonina y dopamina, dejando de lado más de 100 otros neurotransmisores.

neurotransmisores
Al “desbalance químico” le atribuyen toda suerte de maleficios, pero principalmente la depresión. Ahora dejan de lado que para que ese “balance químico” realmente tenga sentido tendríamos que validarlo y estipularlo, así como sabemos que si tu Ph no está entre 7,45 y 7,35, estás muerto, debería de poderse definir con la misma precisión, sino ¿cómo saber que es balance y que no? Pues bien, no hay un índice porque ese tipo de mediciones son muy invasivas y no queremos pasarle haciendo microdiálisis a la gente con una pipeta que al introducirla destruiría tejido cerebral.

microdialysis_fig_1

Eso es microdiálisis (sí, esa aguja va dentro de su cabeza… sí, destruye tejido de camino, no, no quieres que te lo hagan).

Esta concepción de “balance químico” se desarrolló históricamente de forma cercana a lo que se llama la Hipótesis de las Monoaminas de la Depresión (Kirsch, 2014).  Según la misma, la depresión se da debido a la ausencia de actividad neurotransmisora de varias monoaminas: noradrenalina, serotonina, dopamina, con un rol particularmente importante para la erotonina.

neurotransmisores-depresion-suicidio-medellin-prevencion
Es precisamente por esta hipótesis que se desarrollaron antidepresivos, cuyo objetivo era aumentar la disponibilidad de serotonina en las comunicaciones interneuronales (sinapsis), debe reconocerse que estos parecen beneficiar a personas cuya familia tiene un historia de depresión mayor (en la mayoría de los casos de depresión sus beneficios no han quedado claros y algunos los atribuyen principalmente al placebo, por ejemplo: Kirsch, 2014), las razones de esto pues, claramente, tienen que ver con la codificación genética de información y como esto influencia la maquinaria molecular de las neuronas.

antidepresivos
OK entonces, esto nos lleva a pensar que hay otras posibles explicaciones, que están llevando a explorar sustancias como ketamina y psilocin como antidepresivos (nótese que se administran en dosis que no son las que ocupas para alucinar, así que no se automediquen con esas sustancias), entre otros.

El problema de fondo que estábamos explorando es, si hay un desbalance bioquímico tenemos que saber cuál es el balance y que simplemente a ciegas aumentar la disponibilidad de un neurotransmisor no necesariamente asegura que en efecto esté pasando lo que crees que esté pasando con el neurotransmisor o con la persona misma, los cerebros son particulares y parafraseando a Henry Markram (exdirector del “Human Brain Project) cada cerebro es único y cada neurona también.

cerebro-1
Cómo se logra con estas condiciones construir un mundo que podemos compartir usted y yo es aún en parte un misterio. Pero sabemos que no se trata simplemente de hacer una sopa con justo la cantidad de serotonina y dopamina, lo que importa realmente es cómo afecta los patrones de activación de unas 10^11 neuronas que fácilmente pueden en promedio tener unas 1000 conexiones cada una.

auti_home
Por eso, si alguien intenta venderte la idea de que su neuro-idea-nueva es sencilla… cabe en seguida ser escéptico.

No olvides seguirnos en redes sociales e informarte de las novedades del mundo geek:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito que sigas leyendo:

(C506) Dopamina y el por qué coleccionamos

Referencia

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4172306/

Roberto Chacón

Roberto Chacón

Master en Ciencias Cognoscitivas, psicólogo, diplomado en teología. Escéptico, lector frenético, gamer, amante del Lego y de la ciencia ficción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *