4618333-4616610-ganondorf-vs-link-painted-wallpaper-ganondorf-31210492-1440-900

(C506) Algunos de los mejores jefes en los videojuegos. Parte 2

Los videojuegos. ¿Qué sería de muchos de nosotros sin ellos? Es evidente, los videojuegos pasaron de ser un simple hobby aleatorio, a una actividad que se codea con el Séptimo Arte.

…Y que genera más dinero que Hollywood.

Al igual que en el cine, la calidad de una obra suele variar mucho por distintos factores. A como tenemos bodrios horribles cuya existencia misma es una ofensa hacia grandes como Miyamoto, Kojima y Newell, existen otras piezas de arte valioso, un viaje de los sentidos, el hermoso despertar de un mundo virtual al alcance de nuestros dedos… Lo cierto es que, los juegos de video no serían iguales sin sus desafíos constantes (no en todos, aclaro) y las peleas de Jefes ya representan un clásico, un pilar de la industria en la memoria colectiva de la sociedad. En esta recopilación, daremos un ápice de los mejores Jefes en los videojuegos (ya sea por historia, dificultad, etc…) y se tratará de mirar hacia la experiencia que nos brindan, o brindaban… Ya que darla por este medio es imposible.

Hay Jefes que merecen vivirse.

(Nota, si no has leído la parte uno, puedes hacerlo aquí)

El Campeón de los Campeones. The Witcher 3 (PC, XONE, PS4, 2015)

La Gloria de los juegos de The Witcher va más allá de sus magníficas historias principales, ya que los reinos del Norte no se quedan cortos en actividades que hacer… En la segunda y tercera entrega de la trilogía, existían los divertidos quests de “Puños de Ira” y tal como se puede reconocer, se trataban de repartir acción brujesca a nudillo limpio.

maxresdefault

Este quest es largo y se desarrolla en las tres locaciones grandes del juego, cada una más difícil que la anterior. Cuando finalmente le partimos la boca a manotazos al campeón del archipiélago de Skellig, se nos ofrece la oportunidad de darnos con el más grande pugilista que jamás ha existido en los Reinos, aquel que lleva el título de Campeón de los Campeones. Pero, sorpresa, cuando llegamos a la arena, el Campeón resulta ser nada más y nada menos que un troll errante, al cual debemos derrotar sin signos, magia, pociones o espadas. Justo, ¿no?

Esta ardua lucha lleva a Geralt (y a nosotros jugadores) al límite, ya que enfrentar un monstruo con los puños no es valiente, es tonto. Finalmente, El brujo -con los nudillos ensangrentados- se corona como nuevo poseedor del título. Y cómo no hacerlo, después de semejante proeza.

hqdefault

Ganondorf. The Legend of Zelda: Twilight Princess (GAMECUBE, 2006)

El mejor Zelda hasta la fecha, a mi criterio. Amé la historia de Link y Midna de principio a fin, y para mí es hermoso ver a un Zelda pintarse de colores distintos, más inclinado al realismo. Con escenarios oscuros, gráficos impecables para la época y un ciclo de día y noche que funciona a la perfección.

Como todos los juegos de la saga, este cuenta con excelentes batallas de Jefe. De verdad fue difícil escoger una de este juego, ya que cada enemigo final de los castillos cuenta una historia tan distinta que destruir. Link se las ve con toda clase de cosas en esta aventura. Aunque, luego de pensar un poco, hay una razón por la que Ganondorf se lleva la mención y es simple: jamás ninguna batalla ha evocado tanto sentimiento. Se lee en las acciones el Valor de Link, la Sabiduría de Zelda y el inmenso Poder del que Ganondorf es dueño.

Link_vs._Ganondorf_(Twilight_Princess)

Desarrollándose en tres fases diferentes, la última pelea del juego tiene de todo. Posesiones, cabalgatas, ítems que utilizar y una conclusión épica de la disputa, con Link y Ganondorf solos en un duelo de espada a muerte.

Hydra. God of War (PS2, 2005)

Creo que todos, en algún momento de nuestras vidas jugamos, vimos, leímos, escuchamos, ojeamos, etc… Alguno de los enfrentamientos del espartano calvo contra cualquier cosa que la mitología griega le es capaz de lanzar.

gow

God of War (como muchas buenas historias) era adelantado a su época. Con la serie de QTE’s, manejo de personajes e historias y el hack n’ slash que tanto lo caracterizan.

…Y que cuya fórmula ha sido copiada tantas veces.

¿Qué otra carta de presentación mejor para un juego como este, que la primera cosa que hagamos en la primerísima entrega del mismo, sea acabar con la temida Hydra? Y aquí no hablo de la hibris de Kratos de la saga, ni su furia, ni sus gritos (los gritos, yo definiría God of War en una palabra: grito. Pelón gritando, monstruos gritando, dioses gritando, semidioses gritando, carajo…), sino de la batalla épica con este monstruo marino.

Garganta_de_la_Hydra
Hablando de batallas a gran escala…

La flotilla de Kratos se ve decimada por el implacable poder de la criatura, y solo el general número uno de Esparta es capaz de acabar con ella y de una forma muy original: atravesándole el mástil de un navío por el cielo de la boca. Todos lo recordamos, ¿no? Una buena entrada, para el plato fuerte en el que la saga se transformó en años posteriores.

LeChuck. The Curse of Monkey Island (PC, 1997)

Bueno, segunda vez que un juego de Aventura point n’ click figura en la lista. No es de tomarse a mal, sé que pocos recordarán a este bebecito de LucasArts. Yo en cambio, le tengo un gran cariño, ya que fue de mis primerísimos contactos a la bella industria de los juegos. Lo que también vuelve único a este juego, es que en esos tiempos la internet existía, pero no estaba en todos lados como ahora. Así que era necesario pensar, no podía uno meterse a un foro y escribir:

NeZechIto aiuudA xd

Era un niño todavía cuando me alegraba inmensamente al completar alguno de los puzzles de la historia. Como si fuera poco, la barrera del idioma también estaba presente. Y luego dicen que los videojuegos para nada sirven, Ja.

96009-The_Curse_Of_Monkey_Island_(CD_Windows)-1
Esa barba sí que está que arde.

Más o menos, la historia va así: el temido pirata LeChuck secuestra a nuestra amada y por una maldición, ella termina transformada en una estatua de oro. Es deber de Guybrush Threepwood (nuestro querido protagonista) embarcarse en una aventura para devolverla a su estado original y acabar con LeChuck en el proceso.

Después de muchos -muchísimos- puzzles, nos encontramos con LeChuck en un antiguo parque de atracciones. Hay que acabar con él en una montaña rusa, quemándose el coco con los ítems y reducida información con la que contamos. Esta pelea, más que diferente a todas las nombradas, inspira el sentimiento que la serie de Monkey Island tiene, con sarcasmos, conversaciones graciosas y guiños a la cultura popular.

hqdefault (1)

Para mí, será inolvidable cuando el desenlace de la obra maestra de Orson Wells, Ciudadano Kane, era una opción que responderle a LeChuck.

Ludwig The Accursed/The Holy Blade Bloodborne (PS4, 2015)

¿Qué sería una lista de los mejores jefes sin una sola mención a la serie Souls? Les respondo: nada. Es necesario postrarse en admiración ante los jefes que estos juegos nos han brindado. Así como la dificultad de algunos de estos, ejem.

Si, sé que Ornstein y Smaug eran unos verdaderos cabrones, si, sé que la de ellos es la batalla de la serie Souls por excelencia. El asunto está así, tanto he visto en el todopoderoso internet de ellos, que aquí no lo vamos a hacer de nuevo, sino, hablaremos de Ludwig The Accursed. El horrible Ludwig.

maxresdefault (1)

Un humano al cual la Iglesia sometió a experimentos con la sangre antigua, Ludwig se transformó en una bestia violenta, pero que aún contiene algunas huellas de su antigua apariencia y su quejumbrosa voz. Inexplicablemente, Ludwig aún se mantiene al servicio de los clérigos.

La pelea es frenética y es dada a acabarse muy rápido, si no se es cuidadoso. Especialmente en la segunda parte. La Bestia deja pocas ventanas muy pequeñas para contraatacar, y es más fácil que caigan Elvis y Michael Jackson de la Luna a que él deje de moverse. Una pelea que nos hace explotar todas las habilidades de nuestro cazador, así como las que hemos aprendido en lo que llevamos de jugar. The Old Hunters es de esos DLC’s que valen la pena, y Ludwig es la fiel prueba de eso.

ludwig3

King K Rool. Donkey Kong 64 (N64, 1999)

So they’re finally here

Performing for you

If you know the words,

You can join in too

Put your hands together, if you want to clap

As we take you to, this Monkey Rap

Memorias, memorias. Uno no puede hablar de Donkey Kong sin recordar su rap.

¿Mejor que Kanye West?

En esta entrega también nos peleamos con los kremlings, y luego de un largo recorrido (en el que debemos usar a todos los cinco personajes jugables) finalmente nos debemos pelear contra el Rey de ellos, ese lagarto descomunal y gordo, King K Rool.

2467664-1484490460-Krush

La pelea es en un Ring de Boxeo, en el que somos abucheados constantemente. Se divide en varias fases, en las que debemos usar cada uno de los miembros de la pandilla Kong para acabar con él. Cada Kong tiene una habilidad propia, y es necesario usarla en su momento para que la balanza se incline al lado de los primates.

qJcVuEj

Por ejemplo, Diddy, usa sus famosas pistolas para causarle una migraña a base de cachuates. Chunky, es capaz de aumentar su tamaño y volver parejo el combate. Es una pelea emocionante y graciosa, casi tanto como lo fue el juego en su totalidad. Aún mantengo la esperanza de que Nintendo algún día en esta época, lance un título parecido al de 64. Con esa vista 3D, multitud de niveles y estilo propio de cada personaje.

Y bueno, eso ha sido todo por esta semana. Muchas gracias por leernos. Lector(a) en C506 nos encantaría saber tu opinión.

¿Estás de acuerdo con los jefes? ¿Pensaste uno en especial que no figuró? ¿Por qué el pato Donald sale del baño con una toalla, si nunca usa pantalones?
Eh bueno, quizás eso último no…

Para estar al tanto con la serie y más noticias, por favor visita nuestros canales oficiales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506 – Comunidad Geek

También recuerda suscribirte a nuestro Canal de Youtube.

Una recomendación personal:

(C506) Monster Hunter Stories se aproxima

Dilan Rojas

Dilan Rojas

Estudiante, escritor, amante de cómics, cine y videojuegos. Sobreviviente del USG Ishimura.

Facebook 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *